El alcohol, la puerta de entrada a las adicciones

Drunkorexia1-2xy868al7i4vplnbz8av40

Por Dr. Daniel Cassola

El fenómeno de las adicciones a distintas drogas es global ya que según las mediciones de Naciones Unidas (ONU), uno de cada 20 adultos consumió al menos una sustancia adictiva en el período de un año. En tanto, se registra una tendencia alarmante: los consumidores se inician cada vez a más temprana edad, lo que interfiere ya no solo con la salud física de los chicos, sino con su desarrollo e inserción social.

A propósito de este contexto la Universidad Argentina de la Empresa (UADE), realizó una encuesta que abarcó a jóvenes de entre 17 y 30 años de la Ciudad y la provincia de Buenos Aires, que arrojó como primer resultado que tanto el tabaco, como el alcohol y la marihuana son las sustancias de mayor consumo entre los adolescentes.

También se elaboró una suerte de conclusión sobre la percepción que se tiene de la droga. La mayoría de los encuestados que consumen aseveran hacerlo por “diversión o experimentación”, mientras que se percibe cierta actitud de negación sobre los efectos nocivos de las sustancias. O sea, el consumo está naturalizado. Por otra parte, el acceso parece muy sencillo: el 70 por ciento de los jóvenes dijo que podría conseguir marihuana fácilmente si se lo propusiera, misma respuesta que el 30 por ciento dio con respecto a la cocaína.

La edad de inicio para las sustancias ronda entre los 14 y los 18 años. En general el tabaco y el alcohol vienen primero, y luego la marihuana y los psicofármacos. A partir de los 17 se puede de dar el inicio del consumo de extásis, LCD, cocaína y otras sustancias.

Según remarcan los especialistas en adicciones, el alcohol, por la extensión de su consumo, continúa siendo la puerta de entrada a las drogas. El 90 por ciento de los adolescentes lo consumió alguna vez, el 80 por ciento en el transcurso del último año, 60 por ciento en el último mes, y lo que es más preocupante, uno de cada cuatro chicos reconoce que se emborracha casi todos los fines de semana.

Por último, resultan llamativos algunos de los datos que recogió la UADE sobre el consumo de marihuana. La mitad de los encuestado, el 50 por ciento, admite que el consumo de alcohol es riesgoso para la salud, pero solo el 40 por ciento tiene la misma percepción. La marihuana, nuevamente, es una droga con excelente prensa. Está probado científicamente que provoca deterioro cognitivo, puede desarrollar adicción y deteriora el sistema respiratoria (es cancerígena). Sin embargo persiste la idea de que está todo bien, fumá que no pasa nada.

Es hora de tomar medidas para cambiar los mensajes que se vierten desde los medios de comunicación y la industria cultural. Cientos de miles de jóvenes que consumen sustancias significan una hipoteca para el futuro.

.

También te puede interesar...