El clima está cambiando en todos los rincones del planeta a una escala sin precedentes

Esa es la principal conclusión del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, que elaboró un informe difundido por la ONU. Se habla de cambios irreversibles que afectarán al planeta por milenios. Llamado enfático a reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

Por Dr. Daniel Cassola

Desde el período que va de 1850 al 1900 a hoy, la temperatura global subió en promedio 1,1 grados centígrados. Esa modificación, que nominalmente parece insignificante, produce una serie de desajustes globales que favorecen las catástrofes. Para peor, se espera que el registro suba hasta los 1,5 grados en los próximos 20 años. Los científicos nucleados por la ONU emitieron lo que ellos consideran una ‘alerta roja’ por las señales de alarma que son “ensordecedoras y las pruebas que son irrefutables”.

Para atenuar los efectos del cambio climático se necesita “una reducción enérgica y duradera de las emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero que pueden limitar la magnitud del cambio climático”. Según los cálculos de los científicos, esas reducciones pueden tener beneficios rápidamente para la calidad del aire, pero puede tomar entre 20 y 30 años hasta que las temperaturas de la Tierra se estabilicen.  

El informe “Cambio Climático: la bases científicas” fue aprobado el viernes pasado por los 195 gobiernos que forman parte del citado Grupo, y se trata de la primera entrega de las seis que se publicarán hasta el año 2022. “Los hallazgos de este informe y los avances que refleja acerca de la ciencia que estudia el clima proporcionan una contribución inestimable a las negociaciones y la toma de decisiones relacionadas con el clima”, dijo Hoesung Lee, presidente del Grupo Intergubernamental.

Una de las novedades del documento son las nuevas estimaciones sobre las probabilidades que existen de cruzar el nivel de los 1,5 grados de calentamiento en las próximas décadas y revela que, a menos que haya una inmediata reducción a larga escala de los gases de efecto invernadero, limitar la subida de la temperatura media de la Tierra a esa barrera o incluso a la de los 2° será imposible de alcanzar.

A su vez, el titular de la ONU Antonio Guterres, explicó que las soluciones están claras: “Las economías inclusivas y verdes, la prosperidad y un aire más limpio, junto con una mejor salud, son posibles para todos, si respondemos a esta crisis con solidaridad y valor”, dijo. Muchas de las características del clima, se explica en el informe, dependen directamente del nivel del calentamiento global, pero lo que las personas y las regiones experimentan es muy diferente de ese promedio. Por ejemplo, el calentamiento de la superficie terrestre es mayor que el del promedio del planeta y en el Ártico es hasta dos veces mayor.

El informe proyecta que en las décadas venideras los cambios en el clima aumentarán en todas las regiones. Así, con un aumento de 1,5°C, habrá más olas de calor, las estaciones cálidas serán más largas y las frías más cortas. Y con un aumento de 2° C, los eventos extremos de calor serán más frecuentes y se llegará a niveles de tolerancia crítica para la salud y la agricultura.

Pero no es solo una cuestión de temperatura. El cambio climático traerá múltiples cambios diferentes en diferentes lugares, que se acrecentarán con un mayor calentamiento. Esto incluye cambios en la humedad y la sequedad, en los vientos, la nieve y el hielo y en las áreas costeras. Entre tales cambios, el informe destaca: Lluvias más intensas, inundaciones y sequías más pertinaces, cambio en los patrones de lluvias, las áreas costeras verán continuar la subida del nivel del mar a lo largo del siglo XXI lo que contribuirá a mayores inundaciones en las zonas más bajas y a una mayor erosión, un mayor calentamiento amplificará el deshielo de la capa de permafrost y la pérdida de la nieve de temporada así como el derretimiento de los glaciares y la pérdida de la capa ártica durante el verano, los cambios en el océano conducirán a un calentamiento con mayores olas de calor marinas. Por último, en las ciudades, algunos aspectos del cambio climático se verán aumentados, como el aumento del calor (las zonas urbanas son de por sí ya más cálidas que sus alrededores), la frecuencia de las inundaciones por las lluvias y el aumento del nivel del mar en las urbes costeras.

¿Escuchará la humanidad el ruido de la alarma que está sonando o continuará como si nada mientras se multiplican las sequías, las inundaciones y las olas de calor?

.

También te puede interesar...