El colapso sanitario en la provincia de Buenos Aires

Viernes_14_11_2014@@g3 deuda hospitales

Por Dr. Daniel Cassola

La noticia de la semana en referencia al sistema de salud pública de la provincia de Buenos Aires se produjo en Luján, donde el director del Hospital Municipal Nuestra Señora de Luján, José Giordano, tuvo que explicar por qué, al menos hasta octubre, decidieron no dar más turnos para consultorios externos a quienes no sean vecinos lujanenses.

A primera vista, la noticia parece constituir un acto de discriminación, ya que la salud es un derecho humano y un efector público no puede negarse a atender a la población. Pero todo tiene un contexto, al margen de que la decisión que tomaron en Luján sea o no la menor.

El contexto en el que suceden todas estas cosas es el colapso sanitario que se manifiesta en la provincia de Buenos Aires. La ministra de Salud de la provincia, Zulma Ortiz, trazó el panorama que debe afrontar su gestión de la siguiente manera:

– De los 79 hospitales hay 53 que están en estado edilicio “crítico”. Durante 2016 se comenzaron obras en 27 hospitales, 8 de las cuales van a terminar antes de fin de año.

– Según Ortiz hay un problema de “desinversión” que lleva ya “20 o 30 años”.

– A principios de año había una deuda de 2600 millones de pesos con proveedores que impedía la provisión de insumos.

– Había también alrededor de 2000 recursos de amparo por falta de atención en pacientes oncológicos.

Si tomamos todo eso como cierto (no hay elementos para desconfiar del catastrófico diagnóstico del sistema de salud de la provincia), el contexto en el que el Hospital municipal de Luján decide no dar turnos a quienes no sean vecinos es diferente. Después de todo son los lujanenses los que sostienen al centro de salud con sus impuestos. Seguramente la decisión no sea ni la más feliz ni la más simpática, y es probable que luego de la repercusión la dirección del hospital deba trazar algún plan para poder afrontar la demanda de atención de una manera menos restrictiva.

¿Por qué el Hospital de Luján está saturado? La respuesta es sencilla. El centro de salud de su vecina General Rodríguez, llamado Vicente López, es uno de los hospitales que según el diagnóstico realizado por la nueva gestión “habría que hacer de nuevo” (en la misma situación se encuentra el Meléndez de Adrogué). O sea, el colapso sanitario de un partido, que tiene su hospital prácticamente destruido, lleva a la saturación del centro de salud del partido vecino. Es lógico, la salud necesita atención y la población va a hacer todo lo posible para lograrla.

La ministra Ortiz ya adelantó que recomponer el sistema sanitario va a llevar más de una gestión. Al parecer, el daño fue muy grande.

.

También te puede interesar...