Especialistas advierten que las diarreas en niños son más peligrosas en verano

Por Redacción Curar con Opinión

Las enfermedades diarreicas en niños y niñas suelen ser más dañinas que en los adultos y en verano los riesgos por deshidratación “aumentan considerablemente”, advirtieron especialistas en pediatría, por lo que recomendaron prestar atención a síntomas como decaimiento, vómitos, dolores cólicos y sangrado en heces.

“Las diarreas en verano afectan más porque, aparte de la situación viral o bacteriana, el calor favorece la pérdida de líquido. Los niños tienen un mayor volumen corporal líquido proporcional que el adulto, lo que conlleva a que se deshidraten con mayor facilidad”, afirmó Pablo Barvosa, pediatra del Hospital Garrahan.

Las enfermedades diarreicas son infecciones del tracto digestivo que pueden ser ocasionadas por bacterias, virus o parásitos, y cuyo principal síntoma es la diarrea, es decir, la deposición de tres o más veces al día de heces sueltas o líquidas, indicó el Ministerio de Salud.

En ese sentido, las diarreas suelen ser más frecuentes en verano debido a las altas temperaturas, que favorecen a la diseminación de las bacterias que la provocan. Existen tres tipos de enfermedades diarreicas: la diarrea acuosa aguda, que dura varias horas o días, como en el caso del cólera; la diarrea con sangre aguda, también llamada diarrea disentérica o disentería; y la diarrea persistente, que dura 14 o más días.

“En la medida que se tomen los recaudos y se tengan en cuenta las pautas de alarma, son cuadros que tienen una buena evolución. Hay que prestarle atención a la hidratación de líquidos y sales, que el niño o niña siga orinando y que tenga la lengua húmeda”, indicó Barvosa.

Los signos de la deshidratación son: tener ojos sin lágrimas, lengua seca y piel pálida y seca o muy sudorosa como que está perdiendo temperatura; no orinar y no tener turgencia al apretar la piel, es decir haga “pliegues” o se hundan los dedos en la piel.

.

También te puede interesar...