Estudian clínicamente a trabajadores del subte que podrían estar expuestos a asbesto


Por Redacción Curar con Opinión

Los trabajadores de la línea B de subterráneos se están sometiendo a estudios médicos para saber si fueron afectados por el amianto que hay en las formaciones. En las formaciones del ramal que une las estaciones Leandro N. Alem y Juan Manuel de Rosas hay asbesto (aunque los estudios de las piezas que enviaron a analizar los metrodelegados a la Universidad Nacional del Sur (UNS) muestran que también hay en otros ramales).

El material altamente contaminante actúa como un asesino silencioso: la inhalación de sus fibras puede producir desde asbestosis, una enfermedad crónica y sin cura de las vías respiratorias, hasta cáncer de pulmón. En los próximos días estarán los primeros resultados.

 “Esta semana nuestros médicos se deberían encontrar con los médicos de Metrovías y la ART para evaluar los estudios de los 100 compañeros de los talleres de Rancagua y Villa Urquiza que se sometieron a análisis en el Hospital Británico”, explicó el secretario de Salud Laboral y Condiciones en el Medio Ambiente de Trabajo de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro (Agtsyp), Francisco Ledesma.  

Los estudios, tomografía de tórax, radiografía y espirometría, fueron realizados porque la policía de trabajo intimó a la empresa a efectuarlos. Pero, en paralelo, el gremio, en un acuerdo con el Hospital Tornú y el Instituto de Tisioneumonología Vaccarezza que funciona en el Hospital Muñiz y depende de la Universidad de Buenos Aires, también realizó análisis y estudios médicos a cincuenta trabajadores del subte cuyos resultados serán evaluados en estos días. Luego de que los profesionales hagan una primera devolución a los trabajadores analizados, le informarán al gremio si hubo casos positivos por asbestosis.

.

También te puede interesar...