Funcionarios bonaerenses hablan de “buenas señales” con respecto a la evolución de la pandemia


Por Redacción Curar con Opinión

“Vamos viendo que en la zona AMBA, como Ciudad de Buenos Aires y el primer cordón (del Conurbano bonaerense) empieza a haber un descenso bastante marcado de la velocidad de contagio. Es una buena señal”, aseguró esta mañana el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, respecto del cuadro actual de la pandemia de COVID en el ámbito provincial.

“Estamos logrando a comenzar a amesetar esta curva, con mucho esfuerzo”, afirmó el funcionario, quien agregó que los indicadores “lo vemos también en el primer y segundo cordón”, aunque hizo hincapié que es en base “a los niveles de movilidad que tenemos hoy. Si salimos todos a la calle vuelve a dispararse”.

Pese a que los números muestran una leve mejoría, la posibilidad de flexibilizar los niveles actuales de aislamiento que hay en el AMBA y La Plata rápidamente fue descartada por el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, quien se encargó de aclarar que “nosotros estamos cómodos en la Fase 3” para la región, “porque más allá de la estabilización que hay es una estabilización en un número alto, por eso seguimos preocupados”.

Sobre la situación en el AMBA, Gollan informó que entre el 14 y el 21 de agosto se registró una baja en la ocupación de camas de terapia intensiva de adultos y “un descenso en el tiempo de permanencia en las camas”, a lo que lo atribuyó en parte a la aplicación del tratamiento que implica el uso de plasma donado por pacientes recuperados lo que permite que aquellos que están cursando la enfermedad “evolucionen y no entren a terapia intensiva o salgan antes”.

.

También te puede interesar...