La fibrilación auricular no es “algo normal”

0606_medico_presidencial_simon_salzberg_g.jpg_1853027552

Simón Salzberg, jefe de la Unidad Médica Presidencial.

Por Dr. Daniel Cassola

Según la información de la que disponemos, la que la Presidencia ha publicado de manera oficial, Mauricio Macri fue diagnosticado de una fibrilación auricular por el cardiólogo Simón Salzberg, jefe de la Unidad Médica Presidencial, el viernes alrededor de las 15.

Las alteraciones del ritmo cardíaco, llamadas arritmias, pueden ser auriculares o ventriculares, siendo las últimas de mayor riesgo. De todos modos, las auriculares pueden ser de alto riesgo porque pueden derivar en la fabricación de trombos que pueden provocar embolias.

Cuando la aurícula se fibrila deja de cumplir la función de bomba, no se contrae, puede producir trombos, los trombos se pueden desprender y producir embolias. La lesión depende del tamaño del coágulo y el lugar donde se aloje. Se puede dar, por ejemplo, un ACV por embolia vascular. Por ello uno de los medicamentos que tomó el presidente el viernes es un anticoagulante.

Se considera que una arritmia es primaria cuando el origen es desconocido, sin causa aparente. Las secundarias se pueden dar por estenosis aortica y miocardiopatía chagásica, entre otros muchos motivos.

Cuando es primaria podría asociase a distintos factores de riesgo como el tabaco, la obesidad y el sedentarismo. No sería el caso de Macri. Pero también hay aquellas causadas por aumento de la secreción de catecolaminas, adrenalina o cafeína. En muchos casos estas secreciones aumentan por estrés. Las aminas (como la cafeína y la mateína, entre otras) son excitantes de la fibra miocárdica. Por ello, el diagnóstico tentativo de los médicos que asistieron al presidente considera al estrés como la causa principal de la fibrilación. De allí, la indicación de ansiolíticos.

También se comenta que le han dado amidorona, un medicamento utilizado para el tratamiento de patologías crónicas, lo que llama la atención si se trató de un episodio causal que revirtió solo. Quizás tardó en revertir más de lo que sabemos.

En cualquier caso, conviene dejar en claro que una fibrilación auricular no es “algo normal”, como algunos comunicadores han expresado en las últimas horas. Es cuadro que requiere de un control posterior ya que se trata de una anormalidad en el funcionamiento cardíaco.

.

También te puede interesar...