La OMS aumenta su presencia en Ucrania tras 100 días de guerra

Por Redacción Curar con Opinión

Después de 100 días de guerra, el sistema de salud de Ucrania está bajo una fuerte presión y la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha aumentado su presencia, tanto en Ucrania como en los países que albergan a ucranianos desplazados, para ayudar a satisfacer las crecientes necesidades de salud.

“Esta guerra ha durado 100 días de más, destrozando vidas y comunidades y poniendo en peligro la salud a corto y largo plazo del pueblo de Ucrania”, dijo el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS. “La OMS está haciendo todo lo posible para apoyar al Ministerio de Salud de Ucrania y entregar suministros y equipos médicos esenciales. Pero el medicamento que Ucrania más necesita es el que la OMS no puede proporcionar: la paz. Hacemos un llamado a la Federación Rusa para que ponga fin a la guerra”.

La guerra ha aumentado la necesidad de atención médica al tiempo que reduce la capacidad del sistema para brindar servicios, particularmente en áreas de conflicto activo. Hasta el 2 de junio, se han verificado 269 ataques a la salud, con al menos 76 muertos y 59 heridos.

“En 100 días de guerra, ha habido más de 260 ataques verificados contra la atención médica en Ucrania. Estos ataques no son justificables, nunca están bien y deben investigarse. Ningún profesional de la salud debería tener que brindar atención médica en el filo de la navaja, pero esto es justo lo que están haciendo las enfermeras, los médicos, los conductores de ambulancias y los equipos médicos en Ucrania”, dijo el Dr. Hans Henri P. Kluge, Director Regional de la OMS para Europa.

“He tenido el privilegio de conocer a muchos trabajadores de la salud durante dos visitas a Ucrania desde que comenzó la guerra. Están manteniendo vivos los servicios vitales y la esperanza frente a una tristeza y un sufrimiento increíbles, y los saludamos”, agregó.

Algunas instalaciones de salud han sido destruidas, mientras que otras se han visto abrumadas por personas que buscan atención por traumatismos y lesiones resultantes directamente de la guerra. La OMS ha establecido centros en áreas cercanas al conflicto, como Dnipro, para llegar rápidamente a las áreas de mayor necesidad.

“La OMS se compromete a estar en Ucrania tanto ahora como a largo plazo, abordando los desafíos de salud inmediatos y apoyando la reconstrucción del sistema de salud. Estamos redistribuyendo equipos en todo el país a medida que mejoran el acceso y la seguridad”, dijo el Dr. Jarno Habicht, Representante de la OMS en Ucrania. “La salud mental y física debe estar en el centro de los planes de recuperación y reconstrucción de Ucrania”.

Para lograr esto, la OMS ha lanzado un llamamiento actualizado por US$ 147,5 millones, para apoyar la creciente necesidad humanitaria de Ucrania, brindar atención médica inmediata y ayudar al sistema de salud a mantenerse resistente a largo plazo. De este total, se necesitan US$ 80 millones para apoyo en el país, como la distribución de medicamentos y la prestación de servicios vitales de atención médica, y otros US$ 67,5 millones para ayudar a los países de acogida y de acogida, incluidos Polonia, la República Checa, Moldavia y Rumania.

La guerra ha causado un aumento masivo de daños y angustias psicológicas. En todo el país, los profesionales de la salud informan que la solicitud más común ahora es ayuda para lidiar con el insomnio, la ansiedad, el duelo y el dolor psicológico. La OMS está trabajando con la oficina de Olena Zelenska, Primera Dama de Ucrania, para desarrollar un programa nacional de salud mental accesible para todos.

La OMS ha respondido a los cambios en las necesidades de salud en Ucrania aumentando el número de personal y reutilizando los sistemas, incluido nuestro sistema logístico. Esto ha permitido la entrega de más de 543 toneladas métricas de suministros y equipos médicos al país, que se distribuyen principalmente en las provincias del este, sur y norte, donde la necesidad es mayor actualmente. Los suministros proporcionados incluyen suministros para cirugía traumatológica, ambulancias, ventiladores de fabricación ucraniana capaces de continuar funcionando incluso cuando falla la energía, generadores eléctricos y equipos de oxígeno, incluida la construcción de plantas de oxígeno para ayudar a que los hospitales funcionen de manera autónoma.

Otra gran necesidad es la formación para hacer frente a los efectos de la guerra: cirugía traumatológica, víctimas masivas, quemaduras y exposición química. Desde el 24 de febrero, la OMS ha capacitado a más de 1300 trabajadores de la salud en esos temas.

Junto con esto, la OMS ha estado trabajando con el Centro de Salud Pública de Ucrania para fortalecer la vigilancia de enfermedades y el diagnóstico de laboratorio, y con las autoridades locales para reconstruir los programas de vacunación y los servicios de salud esenciales. Para complementar el sistema de salud, la OMS también está trabajando con más de 40 equipos médicos de emergencia.

.

También te puede interesar...