La segunda ola no se detiene: récord de pacientes en terapia intensiva y varias provincias al límite


Según un relevamiento internacional Argentina es el tercer país en el mundo con más pacientes internados en unidades de terapia intensiva. El gobernador de Córdoba dictamina 14 días de regreso a la fase uno de la cuarentena. El fin de semana vuelven las restricciones duras al AMBA.

Por Dr. Daniel Cassola

En Argentina hay hoy 7.698 personas con coronavirus en unidades de terapia intensiva (UTIs), lo que por un lado es una cifra récord en la pandemia. Desde hace 27 días que este indicador crece en forma ininterrumpida. Así, el país es hoy el tercero en el mundo con mayor cantidad de pacientes graves, según un relevamiento realizado por el sitio Worldometers, que recopila dados de la crisis sanitaria en más de 200 países. Sólo India (8.944) y Brasil (8.318) muestran cifras más altas de pacientes en UTIs. Colombia (6.582) y Estados Unidos (5.844) están por detrás de Argentina que, según otro estudio, también se ubica tercera en el ranking de países que más contagios registran en las últimas semanas.

Desde Semana Santa al 31 de mayo los casos internados en terapia intensiva se duplicaron. Dos meses le llevó a la segunda ola poner al sistema sanitario al borde del colapso. Los números de mayo dejan en evidencia el impacto de la segunda ola en el país y marca una continuidad respecto de lo que había sucedido en abril, cuando la cantidad de pacientes graves había crecido un 47,5 por ciento respecto de los 3.638 reportados el 31 de marzo.

Según el último parte, emitido ayer, la ocupación de terapia se encuentra en 77.9 por ciento a nivel nacional y 75.4 por ciento en el AMBA. En abril, ante la suba de casos, distintas jurisdicciones resolvieron suspender las operaciones que no sean urgentes en centros de salud públicos y privados, con el objetivo de liberar camas. Una de ellas fue la Ciudad de Buenos Aires, donde la medida sigue vigente.

Ante este panorama, el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, lanzó una serie de durísimas restricciones a la circulación social para detener la cantidad de contagios de coronavirus, que ubicaron a ese distrito en el tercero con más contagios del país. La provincia dio marcha atrás en su decisión de volver a abrir las aulas y esta vez decidió que las clases presenciales se suspenderán desde el próximo lunes y hasta el 18 de junio, así como también se recortaron los horarios de funcionamientos de comercios y se prohibieron las reuniones sociales.

Durante una conferencia en la que fue acompañado por algunos de sus funcionarios, Schiaretti admitió que la provincia “está entrando al 80 por ciento de ocupación de camas críticas” y aclaró que “ese es el umbral” que se había autoimpuesto para tomar nuevas restricciones. “Estamos atravesando el pico de la segunda ola de covid en Córdoba, y entrando también tal vez al momento más crítico de la pandemia en la provincia”, subrayó antes de enumerar las medidas que tendrán una vigencia de 14 días.

En una situación similar volverá a estar el AMBA durante este fin de semana ya que se replicarán las medidas de confinamiento estricto adoptadas entre el 21 y el 30 de mayo. Así será en las zonas que se encuentren en situación de “Alto Riesgo Epidemiológico y Sanitario o de Alarma Epidemiológica y Sanitaria”, como es el caso de la Ciudad y el Conurbano bonaerense. La cuarentena obligatoria empezará a partir de las 0 del sábado 5 de junio y finalizará apenas comience el lunes 7 de junio.

.

También te puede interesar...