La violencia no es el marco para debatir una ley que afecta a 17 millones de argentinos

Por Dr. Daniel Cassola

La reforma previsional que planea el gobierno y que por estas horas intenta hacer avanzar en el Congreso afectará a 17 millones de argentinos porque en ella se comprenden los jubilados, pensionados, quienes perciben subsidios por discapacidad, los ex combatientes de Malvinas y los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH).

El mismo gobierno nacional ha asegurado que la reforma es parte de un paquete mayor que consideran estructurales. De allí se deducen la importancia de la misma.

Tanto el jueves como hoy se están viendo escenas que no son propias de una democracia. El operativo de seguridad de hoy fue dado a la Ciudad de Buenos Aires. Quizás sea una opinión del gobierno por lo sucedido el jueves, a cargo de la Ministra de Seguridad Patricia Bullrich.

Dentro de la cámara, en estos cuatros días, cambió la consistencia del quórum. Si el jueves en algún momento al oficialismo le alcanzó luego parecía difícil de sostener. Hoy, al parecer, tienen el quórum y tendrían los votos para aprobar la reforma.

Ahora desde hace cuatro horas se registra una batalla campal entre un grupo de manifestantes violentos y las fuerzas de seguridad. ¿Qué imagen se da al mundo al aprobar una ley de esta manera? ¿Se puede decidir una ley así en este marco de violencia y ante la incertidumbre de qué puede pasar en las afueras del Congreso?

Hay, por otro lado, un puñado, quizás unos pocos cientos de manifestantes que fueron a generar episodios de violencia. Llovieron piedras durante horas sobre los escudos de la policía. Como siempre está todo filmado. ¿Se actuará acorde a la justicia esta vez?

Hay demasiadas cuestiones para debatir que conciernen a los jubilados. ¿Van a seguir existiendo las jubilaciones de privilegios para funcionarios, legisladores, magistrados y militares, entre otros? ¿Debe ser el mismo sistema de jubilación el que rija para quienes aportaron y para quienes no lo hicieron?

Por otra parte, y mirando hacia el pasado, ¿habrá alguna investigación seria sobre el manejo de los recursos de la ANSES en gestiones anteriores?

En resumen, la magnitud de la ley y el marco no son congruentes con un país pacífico en el que se respetan las normas democráticas. No es un debate para hacer a las apuradas y mucho menos en diciembre. Seguramente alguna reforma sea necesaria pero no se puede dar de esta manera.

Otro vez, ya parece casi una costumbre, llegamos a diciembre y las preguntas son muchas más que las respuestas. ¿Alguna vez cambiará algo en Argentina?

 

.

También te puede interesar...