Las gravísimas denuncias de Vidal sobre la salud bonaerense

apertura-de-sesiones-ordinarias-2165984w620

Vidal saluda a la asamblea legislativa de la provincia de Buenos Aires.

Por Dr. Daniel Cassola

En la semana que termina hoy comenzaron las sesiones legislativas tanto a nivel nacional como provincial. Se podría decir que en ese sentido marzo es el “lunes” del año. Un momento de arranque luego de las vacaciones.

Si bien todas las luces se posaron sobre el discurso del presidente Mauricio Macri en el Congreso Nacional, en el que hizo mención a los desfalcos que afrontó el PAMI en su última gestión, no hay que dejar pasar por alto los comentarios de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, sobre el estado en el que se encuentra el sistema sanitario de la provincia.

“La provincia nos duele”, dijo la mandataria, y precisó que es doloroso saber que “más de la mitad de las familias no tengan agua potable ni cloacas, lo que afecta directamente a la salud y al desarrollo de millones de personas”.

En otro momento de su discurso, ante la mirada de todos los ministros de gabinete y lo legisladores provinciales, expresó su preocupación por “tener hospitales en riesgo de demolición y señaló que de los 77 hospitales provinciales, “53 requieran inversiones millonarias para ponerse de pie”. Dijo que cada año en la Provincia solo se preveían medicamentos hasta el mes de julio, “y cuando llegamos, más de 1.000 pacientes oncológicos esperaban su medicación desde el mes de octubre”.

En ese sentido, aseguró que “había más de 1.500 pacientes con amparo judicial que tenían autorizada la prescripción de sus medicamentos y no podían acceder a ellos”, a lo que sumó “un Ministerio de Salud que tenía una deuda de 2.600 millones de pesos a más de 600 proveedores, lo que es casi lo mismo que se invierte anualmente en la compra de bienes e insumos hospitalarios”.

Avanzando en su diagnóstico, la gobernadora expresó que “nos duele haber encontrado un Gobierno que no podía dar respuesta ante una emergencia de salud, porque no tenía ni helicóptero ni avión sanitario para trasladar a las personas. De haber una inundación no había botes para asistir a las víctimas”.

Lo que es tan grave como la situación descrita es que nadie haya salido a refutar la información que brindó la gobernadora. Si buscamos exhaustivamente en los medios declaraciones de ex funcionarios bonaerenses o referentes del ex gobernador Daniel Scioli no vamos a encontrar a nadie defendiendo la gestión sanitaria. Quizás los haya, o quizás lo que denuncie Vidal sea cierto.

.

También te puede interesar...