Los adultos mayores en números

Adultos Mayores 7

La salud de los mayores depende ampliamente de la obra social PAMI.

Por Dr. Daniel Cassola

Por estos días se publicó una encuesta que mide percepciones sobre la propia de vida de integrantes de la tercera edad. Es el primer trabajo de este tipo que realiza el INDEC, sobre el cual se pueden obtener algunos datos que resultan interesantes.

La muestra fue de más de 4000 casos e intenta trazar un panorama sobre los 6 millones de adultos mayores que habitan actualmente en Argentina.

El primer dato a destacar es que se trata de un sector cuya salud depende muchísimo de la obra social PAMI. Es el caso del 83,8 por ciento de esta franja de la población. Luego el 6,8 por ciento tiene cobertura privada y el 8,4 no tiene ningún tipo de plan.

Las caídas sigue siendo un tema crucial en la salud de los adultos mayores. El 32 por ciento perdió la estabilidad y visitó el suelo al menos una vez en el último año. A su vez, el 50 por ciento de los caídos sufrió algún tipo de fractura.

Otros datos que tienen que ver con la condición sanitaria son los siguientes:

– El 15 por ciento presenta algún tipo de deficiencia visual.

– El 11 por ciento tiene problemas auditivos.

– El 9 por ciento recibió un diagnóstico de depresión en el último año.

Por último, en lo que respecta a salud, alrededor del 10 por ciento de los adultos mayores necesita ayuda para realizar las tareas cotidianas en la casa, y el 22 por ciento necesita asistencia para desplazarse y moverse en la vía pública.

Aclaremos una cosa. Parecen todos porcentajes marginales. Pero si extrapolamos, el diez por ciento es igual a 600 mil adultos mayores. Se trata de muchísima gente.

Pasemos ahora a las cuestiones sociales y culturales sobre las que indagó la encuesta. En cuanto a los maltratos, cuestión sobre la que nos hemos explayado en otras oportunidades, los datos son preocupantes. El 25 por ciento asegura haber sido maltratado en consultorios médicos o en ámbitos familiares. Mucho mayor, un 40 por ciento, es el número de quienes dicen sufrir malos tratos en bancos u oficinas.

Otra deuda tiene que ver con la tecnología. Un 64 por ciento declara no usar el cajero automático, porque no sabe cómo hacerlo o porque lo considera muy complicado. Otro 45 por ciento dice no poder usar el celular sin ayuda. Y tan solo el 20 por ciento accede a internet.

Como ya dijimos se trata de una muestra muy grande para ser una encuesta. Si los datos que comentamos reflejan la realidad del sector de la tercera edad no podemos hacer otra cosa que no sea concluir lo siguiente.

Para garantizar los derechos y mejorar la calidad de vida de los adultos mayores, todavía queda mucho por trabajo por hacer.

.

También te puede interesar...