Los casos bajaron levemente en el AMBA y el viernes vencen las medidas vigentes


Lo más probable es que se renueven tal como están las medidas para restringir la circulación, principalmente, durante la noche. Aún no hay una definición sobre qué hacer los fines de semana. Mientras en el AMBA parece haber un respiro por la baja de casos en varias provincias del interior la situación es crítica.

Por Dr. Daniel Cassola

El próximo viernes 11 de junio es el último día comprendido dentro de las medidas que fueron anunciadas hace ya más de dos semanas atrás por el presidente Alberto Fernández en cadena nacional. Dos aspectos cambiaron desde entonces. Los casos dejaron de subir primero y bajaron levemente después en el AMBA. Aún se mantienen en un nivel altísimo pero la tendencia es un tanto más alentadora que veinte días atrás. Por otra parte se destrabó el operativo de vacunación. El último fin de semana hubo una aplicación récord y además se comenzará a producir la Sputnik V en Argentina.

Ante este panorama lo más probable es que se renueven las medidas restrictivas de estos días hábiles y que, por ahora, no se recurra nuevamente a un cierre estricto. “Vamos a continuar con las medidas de semáforo epidemiológico”, afirmó el jefe de gabinete, Santiago Cafiero, a la agencia Télam. Está aún pendiente el tratamiento de la denominada “ley pandemia” en el Congreso, que dejaría en piloto automático la toma de medidas y evitaría que el gobierno tenga que hacer anuncios cada dos o tres semanas.

Según los índices actuales en el AMBA lo que dispone el semáforo es que las clases se mantengan de forma remota, los comercios cierren a las 19 y la circulación se prohíba a partir de las 20. Es lo mismo que se dispondría una vez aprobada la ley, pero lo que la mantiene trabada es justamente el modo de la educación, que ha sido foco de un largo debate entre oficialismo y oposición en los últimos tiempos. Es muy difícil que la ley resulte aprobada antes del viernes.

No todo el país atraviesa la misma situación. Los contagios bajaron en la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires mientras que hubo aumentos en 11 provincias. Córdoba, por ejemplo, parece estar atravesando todavía el momento más duro de la segunda ola. A nivel nacional se pasó de un salto del 50 por ciento a una baja del 8 por ciento. En promedio los casos pasaron de 20 a 32 mil por día al 21 de mayo.  Ahora están en 29 mil. Lo que significa un retroceso del 8 por ciento.

En cuanto a los fallecidos los días que corren son claramente los peores desde el inicio de la pandemia hace ya un año y tres meses atrás. Aquí todavía no hubo un descenso aunque sí una desaceleración. El 7 de mayo el promedio estaba en 430 muertos por día, el 21 en 506 mientras que este último fin de semana llegó a 537.

Lo que seguramente va a cambiar la ecuación, como sucedió en otros países del mundo, es la vacunación. Al destrabarse la llegada de las dosis de AstraZeneca elaboradas parte en Argentina y parte en México el país cuenta con más dosis. También llegaron más dosis de Sputnik V de Rusia y se comenzará a producir la vacuna aquí, en los laboratorios Richmond, con el principio activo que llega de Moscú mañana. Para que se note el efecto de la vacunación masiva faltan por lo menos algunas semanas. Resta observar los números que arroje la pandemia en estos días para saber qué pasa en el futuro más inmediato.

.

También te puede interesar...