No se descarta “tomar nuevas medidas restrictivas” antes del 30 de abril


Lo afirmó el jefe de gabinete del gobierno de la provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco. Tanto la Ciudad de Buenos Aires como La Plata están al límite en cuanto a ocupación de camas. En la provincia hablan de dos semanas de “cierre fuerte”. También podría haber más medidas sobre el transporte público.

Por Dr. Daniel Cassola

La dinámica de la segunda ola y el escenario cambió en tan solo una semana. Es cierto que después de siete días hay 120 mil casos más de coronavirus diagnosticados. Nada indica, por ahora, que en los próximos días se vaya a registrar una baja considerable. La opción más optimista es que, por ahora, los casos se estabilicen en este punto altísimo e inédito hasta este momento. Ante la ocupación en hospitales y servicios de terapia intensiva cobra mayor vigor la posibilidad de que se produzca un cierre de actividades mayor al que se dispuso hace una semana.

“En cualquier momento se pueden definir medidas más restrictivas”, sostuvo el jefe de gabinete de Axel Kicillof, Carlos Bianco. “Si no es en coordinación con los Gobiernos de Nación y de la Ciudad, el impacto se limita, por lo tanto la primera opción es siempre consensuar medidas”, agregó y reafirmó que “si es necesario tomar alguna restricción adicional, lo vamos a hacer antes del 30 de abril”. En cuanto al sistema de salud el funcionario sostuvo que “todavía hay espacio para hacer derivaciones, pero al ritmo actual de crecimientos de casos, podría complicarse y hacerse cada vez más difícil”.

A su vez, distintos funcionarios del gobierno nacional mantuvieron ayer reuniones con distintos especialistas que también les aconsejaron implementar medidas más duras. En principio, según dejó trascender el jefe de gabinete Santiago Cafiero, los asesores expresaron preocupación “por el comportamiento social” ya que no se respeta “el aforo en los lugares cerrados ni la suspensión de las reuniones sociales”. El pedido concreto de los expertos fueron “medidas concretas de cierre por poco tiempo, con principio y final”.

El factor que podría acelerar o contener las nuevas medidas es la ocupación de camas. Desde distintos sectores se advierte que se está llegando a un punto crítico. La provincia de Buenos Aires está “en un nivel de camas de terapia intensiva como en el peor momento del año pasado”, advirtió el ministro de Salud bonaerense Daniel Gollán, quien añadió que “puede colapsar el sistema muy pronto”.

En el sector privado de la Ciudad de Buenos Aires, a su vez, advierten que “está ocupado entre el 95 por ciento y el cien por ciento de los sanatorios de Buenos Aires, esto tiene que ver con el aumento de la positividad de los testeos que ronda el 40 por ciento de casos positivos”. “Esta segunda ola nos agarra con los sanatorios que ya venían con una ocupación de enfermedades no relacionadas con Covid-19″, informaron desde la Unión Argentina de Salud (UAS).

Ayer también, en otra reunión, distintos funcionarios del gobierno, de las áreas de Salud y Transporte, evaluaron nuevas medidas para restringir aún más el transporte público. Se habló de “el fortalecimiento de las medidas de prevención, ventilación y control en el transporte público”. Resta esperar los datos de hoy y los próximos días para esperar o no nuevas medidas. Es difícil que se baje, por ahora, de 20 mil casos nuevos por día. ¿Qué pasaría dentro de una semana con el sistema de salud si hay 120 mil nuevos contagios en una semana? ¿Y dentro de dos semanas? Así de corto es el plazo ahora en la segunda ola. De las respuestas a esas preguntas posiblemente emerjan nuevas medidas restrictivas, si es que todavía se está a tiempo de evitar el colapso.

.

También te puede interesar...