¿Qué puede pasar en Argentina con la variante Delta?

De provocarse una nueva ola de contagios, Argentina cuenta ya con una porción significativa de su población vacunada. Así, más casos no necesariamente representarían más muertes e internaciones que en las oleadas previas. Una posible comparación con la situación en otros países.

Por Dr. Daniel Cassola

En Argentina desde el primero de junio, cuando en uno de los días más álgidos de contagio se notificaron más de 35 mil diagnósticos positivos, se registra una caída sostenida de los casos informados a diario. De 35 mil a 5 mil en el primer día de septiembre que fue ayer. El promedio actual para todo el país ronda esa cifra. La vacunación avanzó muchísimo desde entonces y los casos bajaron. La amenaza que queda pendiente resolver es la de la variante Delta, ya con circulación comunitaria en el país pero todavía sin una presencia predominante.

De las detectadas y clasificadas al momento, la Delta es la versión más contagiosa del coronavirus. En donde comienza a circular por lo general se vuelve dominante. Es solo una cuestión de tiempo. Si bien esto todavía no sucedió en América Latina es esperable que pase. La ventaja de la región con la mayor parte del hemisferio norte es que aquí la Delta arriba cuando la campaña de vacunación está muy avanzada. Hoy en Argentina el 61,7 por ciento de la población recibió una dosis de la vacuna y el 32,6 por ciento dos.

A partir de la experiencia de las tercera olas, causadas por la variante Delta en otros país, se puede colegir que este tipo de infección no es del todo prevenida por la vacuna. Pero en lo que sí la inmunización tiene un peso muy considerable es en los casos graves y las muertes. Quienes estén vacunados quizás puedan contagiarse con la variante Delta, o cualquiera de las otras, pero es sumamente improbable que requieran de asistencia hospitalaria o, directamente, que cursen un caso fatal. Vale aclarar que improbable no quiere decir imposible. Ya hubo casos de muertos por Covid-19 que habían sido vacunados dos veces. Pero bajan muchísimo las posibilidades de que eso suceda.

Para tratar de comprender lo que podría pasar en Argentina con una ola ocasionada por la variante Delta los científicos argentinos Santiago y Nicolás Olszevicki, que son hermanos, publicaron en Twitter un extenso hilo en el que comparan la situación con la de otros países para tratar de arribar a una conclusión. Por la vacunación en el Reino Unido la cantidad de muertos fue mucho menor en la oleada de la variante Delta, más contagiosa, que en las anteriores. En otros países de Europa o en los Estados Unidos se observan tendencias muy similares.

El segundo punto de interés que recabaron los científicos, que se desprende de lo anterior, es que la variante Delta fue devastadora allí donde la vacunación era escasa o prácticamente nula. Tal es el caso, por ejemplo, de Rusia, donde vastos sectores de la población no concurren a vacunarse. En todos lados la mayor parte de las hospitalizaciones y muertes se da en individuos que no se habían vacunado.

Por último la conclusión sería que una nueva ola de coronavirus, impulsada por la contagiosa Delta, es posible que suceda. Pero si sucede lo más probable es que suban los contagios pero no tanto las hospitalizaciones y las muertes. Mientras tanto, claro está, es crucial que la vacunación siga avanzando.

.

También te puede interesar...