Un fin de semana clave contra el dengue

229a82e481f4c27d8334e78dc8d14a3d_article

Ya hay varias decenas de miles de casos de dengue confirmados.

Por Dr. Daniel Cassola

Son muchos los argentinos que tienen planificada una excursión turística para el fin de semana largo de Semana Santa que comienza el próximo jueves. Tres de los cinco destinos más elegidos son Misiones, Salta y Brasil, todas regiones en las que se ha registrado una gran cantidad de casos de dengue.

Por ello, luego de los desplazamientos desde y hacia esas zonas es que las autoridades sanitarias esperan el pico de casos de dengue para este año. Por tal motivo el ministro de Salud de la Nación, Jorge Lemus, insistió en que “la población tome medidas para prevenir la picadura del mosquito Aedes Aegipty, que transmite no solo el virus del dengue, sino también de la fiebre chikungunya y la infección por el zika”.

Las medidas de prevención para la aparición o reproducción de los mosquitos apuntan al medio en el que colocan sus huevos, el agua. Por eso se recomienda limpiar y dar vuelta cualquier tipo de recipiente que esté al aire libre, mantener las piletas en condiciones de higiene y cambiar el agua de los bebederos al menos cada tres días.

Según explica Nicolás Schweigmann, científico e investigador de Ciencias Exactas de la UBA y especialista en el comportamiento de los mosquitos, los aedes viven entre dos y tres semanas. En ese transcurso ponen entre 3 y 20 huevos, con una estrategia sofisticada. No colocan todos en el mismo lugar sino que los diversifican, por lo que es importante ser meticuloso en el descacharrado y la higiene.

El mosquito se aprovecha de nuestros olvidos. Hasta una silla de jardín puede ser un lugar apto para depositar los huevos. Si llovió y nadie la dio vuelta ni la limpió por unos días, esa pequeña cantidad de agua que se junta en el asiento puede ser receptora de los huevos de los mosquitos.

El otro esfuerzo preventivo deber ser orientado a evitar las picaduras. Las horas de mayor actividad de los mosquitos se dan durante la mañana y al atardecer. Es recomendable usar repelente, aplicándolo cada tres horas, y si estamos al aire libre, tanto pantalones como remeras y camisas de manga larga.

Por último, es deseable que durante el invierno se haga el trabajo, que evidentemente el año pasado no se hizo, para que en verano no haya que apagar incendios.

.

También te puede interesar...