Alerta de la ONU por desnutrición infantil en Etiopía, Kenia y Somalía

Por Redacción Curar con Opinión

Unos 386.000 niños somalíes precisan recibir “desesperadamente” un tratamiento para combatir la desnutrición aguda severa y más de 1,7 millones también necesitan urgentemente esa cura en Etiopía, Kenia y Somalia. Las cuatro temporadas de lluvia perdidas durante los dos últimos años en el Cuerno de África han acabado con los cultivos y el ganado y han secado las reservas de agua.

La directora regional adjunta de UNICEFF para África Oriental y Meridional, Rania Dagash, advirtió este martes que la falta de alimentos puede provocar una cadena de muertes de niños desnutridos en el Cuerno de África y avisó sobre las nefastas consecuencias que está ocasionando la guerra de Ucrania en esa área del continente africano.

“Llevo 22 años haciendo este trabajo y he estado en muchas sequías en esta región y nunca me había roto y echado a llorar en un campamento. Esta vez me he venido abajo en cada visita. He visto bebés de menos de seis meses, con sus madres, que no van a sobrevivir. Caminaron más de 100 kilómetros. Enterraron a niños en el camino y algunas enterraron a los niños al llegar”, dijo en Dagash en una entrevista a Noticias ONU. 

Y en una conferencia de prensa en Ginebra, aseguró: “Estoy aquí hoy para decirles claramente que, si el mundo no amplía su mirada sobre la guerra en Ucrania, y actúa inmediatamente, está a punto de ocurrir una “explosión” de muertes infantiles en el Cuerno de África”.

Peores condiciones que en la hambruna de 2011

Dagash estimó que unos 386.000 niños somalíes precisan recibir “desesperadamente” un tratamiento para combatir la desnutrición aguda severa que hace peligrar sus vidas. Esta cifra supone un notable aumento respecto a los 340.000 niños que precisaron tratamiento durante la hambruna de 2011.

“El número de niños que se enfrentan a esta forma más mortífera de desnutrición ha aumentado por encima de un 15% en el espacio de cinco meses”, acotó y destacó que más de 1,7 millones de niños en Etiopía, Kenia y Somalia también necesitan urgentemente ese tratamiento.

“En el transcurso de dos años se han perdido cuatro temporadas de lluvias, lo que ha acabado con los cultivos y el ganado y ha secado las reservas de agua”, e indicó que los pronósticos para la próxima época de lluvias, prevista de octubre a diciembre, también indican que éstas serán insuficientes.

La representante de UNICEF detalló que el número de niños ingresados para recibir tratamiento por desnutrición severa en esos tres países durante el primer trimestre de 2022 fue considerablemente mayor que el registrado en los primeros tres meses de 2021:

  • En Etiopía, las admisiones crecieron un 27%
  • En Somalia, los ingresos aumentaron un 48%
  • En Kenia, las altas subieron un 71%
.

También te puede interesar...