Buscan endurecer las penas para quienes ataquen a médicos y hospitales

violencia-HOSPITAL

Por Dr. Daniel Cassola

La Asociación de Médicos Municipales (AMM) impulsa un proyecto de ley para que se endurezcan las penas para quienes cometan atentados contra médicos, trabajadores de la salud y personal hospitalario, o contra el patrimonio de los establecimientos de salud. Lo que sorprende del proyecto no es lo que propone sino el hecho de que todavía no se haya adoptado.

En líneas generales se busca equiparar los ataques a los hospitales con aquellas acciones que atentan contra la seguridad pública. Por ejemplo, atacar a un médico equivaldría, penalmente, a atacar a un policía.

En este sentido, Vadim Mischanchuk, abogado de la AMM, expresó: “La sanción tiene una finalidad, además de disuadir que se repita una conducta: que la gente sepa que entrar a un hospital y cometer un hecho vandálico no es gratuito. Como sabe que no puede entrar a un banco a robar, tampoco puede ingresar a un hospital a hacer lo que quiera. No porque sólo afecta la moral y la psiquis del personal, sino también porque altera el normal funcionamiento de la atención”.

En los tiempos que corren los hechos de violencia que se dan en el sistema de salud adoptan diferentes formas. Primero hay un cambio en el aspecto cotidiano, en el trato entre el personal hospitalario y los pacientes en el que se percibe una tensión constante. Cosme Pagano, director del Hospital Piñero de Flores, sostiene: “Uno no termina de acostumbrarse. Antes, era venir al hospital a pedir ayuda y agradecer. Ahora, es para exigir y reaccionar mal”.

La violencia constante también se percibe en quienes trabajan en el sistema privado de salud. En una entrevista con La Nación, el coordinador de Terapia Intensiva del Sanatorio Otamendi, Alejandro Risso Vázquez, sostuvo que trabajar en áreas de cuidados críticos, emergencias o ambulancias “es factor de riesgo para sufrir agresiones, cuya prevalencia es del 50 por ciento en los médico”. “La violencia es un flagelo creciente en Argentina, no solo en el sistema público sino también en el privado”, agregó.

Los casos se multiplican semana a semana y desde Curar con Opinión siempre hemos tratado de difundirlos, justamente para que se tome conciencia del problema. Hay desde grandes hechos, como barrabravas o narcotraficantes que irrumpen en hospitales agrediendo y destrozando todo a su paso hasta agresiones más “personales” contra médicos y trabajadores.

Desde el lado preventivo queda mucho por hacer, desde una mayor presencia policial en las instituciones hasta la colocación de sistemas de seguridad más eficientes. Pero también es necesario reforzar el aspecto punitivo del problema. No puede ser que atacar a un hospital, ya sea a sus trabajadores, su patrimonio, o ambos, sea completamente gratuito para quien lo hace.

.

También te puede interesar...