Consejos para una buena hidratación

Una especialista explicó a Infobae la importancia de mantenerse hidratado durante todo el año y, especialmente, en los días de calor.

El organismo del ser humano contiene aproximadamente 37 litros de agua. Es decir que casi el 70% de la masa corporal de un adulto es H2O. Las cifras son aún más impactantes si se considera que sólo el cerebro está compuesto por un 75% de agua y la sangre por un 83%.

“El agua representa dos tercios del peso corporal, es decir más del 60% de nuestro cuerpo está formado por agua y este porcentaje es aún mayor en los niños. Un adecuado consumo de agua permite mantener a los niños más alertas, concentrados y con mayor coordinación física. Asimismo, evita la deshidratación en estos días de altas temperaturas”, dijo a Infobar Mirta Antonini, licenciada en nutrición.

Por otro lado, la ciencia ya demostró a través de diversos estudios la importancia del líquido en el funcionamiento regular del organismo. Las personas que toman menos de la necesaria pierden capacidades cognitivas, ven afectada su memoria a corto plazo y hasta tienen problemas de concentración y atención.

Por eso resulta fundamental tomar agua a lo largo del año, aunque durante la época estival, es necesaria una dosis extra, ya que el cuerpo elimina demasiado durante la transpiración.

Su importancia en la el proceso vital es crucial, como sencilla: un ser humano puede sobrevivir un mes sin alimento, pero sólo puede estar siete días como máximo sin beber agua.

Una especialista explicó a Infobae la importancia de mantenerse hidratado durante todo el año y, especialmente, en los días de calor
Facebook
Twitter
Linkedin
Google
E-mail
Imprimir
Agua, esencial para la vidaAgua, esencial para la vidaCrédito: Shutterstock
El organismo del ser humano contiene aproximadamente 37 litros de agua. Es decir que casi el 70% de la masa corporal de un adulto es H2O. Las cifras son aún más impactantes si se considera que sólo el cerebro está compuesto por un 75% de agua y la sangre por un 83%.

“El agua representa dos tercios del peso corporal, es decir más del 60% de nuestro cuerpo está formado por agua y este porcentaje es aún mayor en los niños. Un adecuado consumo de agua permite mantener a los niños más alertas, concentrados y con mayor coordinación física. Asimismo, evita la deshidratación en estos días de altas temperaturas”, dijo a Infobar Mirta Antonini, licenciada en nutrición.

Por otro lado, la ciencia ya demostró a través de diversos estudios la importancia del líquido en el funcionamiento regular del organismo. Las personas que toman menos de la necesaria pierden capacidades cognitivas, ven afectada su memoria a corto plazo y hasta tienen problemas de concentración y atención.

Por eso resulta fundamental tomar agua a lo largo del año, aunque durante la época estival, es necesaria una dosis extra, ya que el cuerpo elimina demasiado durante la transpiración.

Su importancia en la el proceso vital es crucial, como sencilla: un ser humano puede sobrevivir un mes sin alimento, pero sólo puede estar siete días como máximo sin beber agua.

La transpiración no es un enemigo, como quieren demostrar las publicidades de desodorantes modernos; al contraria, es la manera que tiene el organismo para regular la temperatura del cuerpo, para que este no se recaliente y colapse. Por eso, estos “anti traspirantes” lo que en realidad hacen es inhibir la capacidad del cuerpo para cuidarse así mismos.

Entonces, ¿cuál es el consumo recomendado diario de agua?

Además, Antonini explicó: “Según las Nuevas Guías Alimentarias para la Población Argentina, se recomienda un consumo diario de 8 vasos de agua. Considerando estos días de altas temperaturas este requerimiento podría ser incrementado a fin de compensar las pérdidas adicionales”.

¿Cuáles son los grupos de riesgo?

“Los bebés, ante cuadros de vómitos y diarreas. Los niños, por su parte, pierden capacidad de percepción de la sed cuando están activos. Esto es muy común en verano, porque se la pasan jugando”.

“Además, los adultos mayores presentan alteraciones en el mecanismo de la sed y, en ocasiones, dificultad en la deglución. Un cuarto grupo que requiere mayor aporte de agua son las embarazadas y madres en periodo de lactancia”, agregó la integrante de la Comisión Directiva de Asociación Argentina de Nutricionistas (AADYND).

¿Se puede reemplazar por otra bebida?

Cómo el sabor juega un rol a la hora de la ingesta de bebidas, porque se asocia con la elección de una experiencia placentera, una manera de que los chicos la consuman es a través de los jugos naturales.

“Si bien el agua es la mejor bebida para hidratarnos, a la hora de elegir alguna otra bebida, debemos recordar elegir aquellas con menor aporte calórico y de azúcares. Los jugos naturales de frutas, sin agregado de azúcar, son también una excelente opción”, finalizó Antonini.

Fuente: Infobae

.

También te puede interesar...