Crisis en la salud: las clínicas no pueden aguantar la situación económica


Por Redacción Curar con Opinión

Hay insumos que las clínicas compran y están atados a la cotización del dólar. En Córdoba unos 50 establecimientos se nuclearon para demandar que se contemple la situación ya que, de esta manera, no van a poder cumplir con la paritaria y se van a ver obligados a suspender o despedir personal. Son aproximadamente 8 mil los trabajadores afectados.

En el pedido, que presentaron ante el gobierno provincial, las empresas argumentan una situación que en algunos casos les impide seguir prestando normalmente sus funciones de atención de salud (“buscamos conservar la empresa en marcha”, dice el texto).

La solicitud apunta a un procedimiento general para el sector, que luego será promovido por otros individuales de cada clínica. El procedimiento preventivo es un mecanismo que habilita a las empresas a modificar temporariamente las condiciones de trabajo con sus empleados, en acuerdo con el gremio del sector (en este caso Atsa) y con la intervención del Ministerio de Trabajo. Se autorizan reducciones horarias o suspensiones. En casos extremos, puede habilitar despidos.

Las clínicas más complicadas son aquellas que tienen al Estado como principal financiador. En la mayoría de estas instituciones, el 85 por ciento de sus ingresos proviene de la atención de pacientes del Pami y de Apross, la obra social provincial, cuyos pagos están desfasados en los montos respecto de las fuertes subas de insumos, mayormente dolarizados. A esto se le suma la paritaria con el gremio, que cerró la semana pasada y cuyo aumento las clínicas quieren renegociar para evitar desvinculaciones o suspensiones.

.

También te puede interesar...