Denuncian que no se pudieron hacer tres trasplantes por el cierre de un aeropuerto

FUENTE: Clarín

El cardiocirujano Claudio Burgos, conocido por haber sido quien operó al cantante Sandro, denunció que se suspendieron tres trasplantes en Mendoza por las complicaciones del cierre del aeropuerto por refacciones. Según afirmó, la ciudad no cuenta con una pista de emergencia nocturna con balizamiento.

El Gran Mendoza quedó aislado por tres meses, entre el 7 de septiembre y el 7 de diciembre, porque el gobierno kirchnerista no encaró en su momento las obras de mantenimiento de la pista y no hubo otra opción que cerrarla. Los vuelos fueron trasladados a San Juan, a 170 kilómetros de distancia, y a San Rafael, 250 kilómetros hacia el sur.

Mirá también: Tras 955 días con un corazón artificial, Marianella “está muy bien”

La decisión del cierre del Ministerio de Transporte de la Nación se conoció cuatro meses atrás, pero el Gobierno de Cambiemos no cumplió ni terminó con las obras necesarias para dejar habilitada una pista de emergencia en el aeródromo de San Martín, a 40 kilómetros de la capital, para vuelos sanitarios y trasplantes.

El subsecretario de Salud de Mendoza, Oscar Sagas, admitió que “habíamos previsto y sabíamos que iba a estar durante 10 días sin las balizas”, lo que no permite aterrizajes de noche. El subsecretario de Infraestructura, Daniel Chicahuala, se excusó: “En Mendoza no tenemos referencia y tuvimos que optar por un contratista de Buenos Aires, que ya tenía compromisos previos y le fue difícil arrancar a tiempo”.

El cirujano detalló que el primero de los trasplantes que se debió suspender fue el jueves pasado por la noche, cuando un donante de corazón en Misiones iba a permitir que un paciente mendocino recibiera el órgano, pero era imposible que el vuelo sanitario aterrizara en San Martín. El segundo caso fue en la noche del sábado, cuando cerca de las 21 avisaron sobre un donante de pulmón. El tercero fue ayer, cuando se dejó sin efecto una donación de hígado. El receptor tuvo que esperar hasta hoy al mediodía, cuando pudo iniciarse el operativo de ablación en horario diurno.

Sobre el donante para el fallido trasplante del sábado, Sagás indicó: “Burgos lo rechazó por no estar operativo el aeródromo, pero era un donante que había sido ofrecido a aproximadamente a más de 200 receptores previamente y ninguno había aceptado porque en realidad los órganos del paciente que se estaban ofreciendo tenían algunas dificultades por un proceso infeccioso, por eso se rechazaban. Todos los equipos rechazaron los órganos y por eso no hubo ablación de ese donante”.

Y agregó que si “este donante hubiera sido factible realizar la ablación, se podría haber organizado el equipo y salir desde San Juan. El operativo de ablación tarda, hasta formar los equipos, entre 4 o 5 horas. Cuando el avión regresa de Buenos Aires puede aterrizar perfectamente en Mendoza con la luz del día”.

.

También te puede interesar...