El PAMI también debe gestionar los problemas del presente

pagina20b

Jorge Cherro, titular de ADECRA.

Por Dr. Daniel Cassola

En otras oportunidades hemos remarcado la importancia de las investigaciones que está llevando adelante la actual gestión del PAMI sobre los descalabros que se produjeron en el pasado. La semana pasada publicamos las fotos del abandono y la desidia con los materiales que compraba el instituto. Ya hay convenios en marcha para reparar esas sillas de ruedas que aparecían arrumbadas en un depósito a merced de la humedad.

Pero no todos los problemas del PAMI tienen que ver con las denuncias de corrupción, fraude y abandono del pasado. Hay muchas situaciones que son críticas y suceden en la actualidad. Por caso, la de las farmacias es una de ellas. Los profesionales están parando en distintas provincias porque el convenio que suscribieron entre la obra social y la industria farmacéutica una vez más perjudica a los comercios.

Otra situación grave es la informan por estos días las clínicas y prestadores nucleados en ADECRA. En un comunicado de prensa, el titular de la asociación, Jorge Cherro sostiene que desde diciembre pasado el aumento en los aranceles que ha reconocido el PAMI es solo del 4 por ciento. Mientras tanto, por efecto de la devaluación y otros avatares, todos sabemos que en los últimos meses la inflación rondó los tres o cuatro puntos al mes.

Para graficar el desfasaje ADECRA propone comparar lo que paga el PAMI con respecto a otras obras sociales. Por el tratamiento de una neumonía el PAMI paga un tercio de lo que abonan las obras sociales provinciales. Otro ejemplo puede ser el de una intervención quirúrgica. Por una RTU de próstata (resección transuretral de la próstata, una operación en la que se extirpa una glándula del órgano) PAMI paga menos de la mitad de lo que aporta una obra social provincial.

Además las clínicas notan un atraso en la entrega de prótesis para los afiliados del instituto, las que se adjudican a las demoras en los pagos. También hay cirugías de cadera, tratamientos de rehabilitación y medicamentos especiales que están demorados por mora.

Por último, y en sintonía con la preocupación que manifestó el presidente Mauricio Macri ayer al reunirse con empresarios, cabe recordar que las clínicas y los prestadores de salud son grandes dadores de trabajo. Es una rama de la economía que se considera como de “mano de obra intensiva”. Si la situación que describe ADECRA en su comunicado se perpetúa invariablemente hay prestadores que no van a poder seguir con sus puertas abiertas y cientos de trabajadores que van a perder su sustento.

Por ello es importante que además de alentar las investigaciones sobre el pasado, de hecho muy valiosas, el PAMI empiece a trabajar en la resolución de los problemas del presente.

.

También te puede interesar...