El sistema sanitario al límite: la ocupación de terapia intensiva supera el 90% en más de la mitad del país


El dato lo proporcionó un sondeo de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI). El promedio de edad de los pacientes Covid-19 es de 53 años. El Ministerio de Salud informó que hay 7.325 internados con coronavirus en terapia con un porcentaje de ocupación de camas de adultos por todas las patologías de 77,4 por ciento en todo el país.

Por Dr. Daniel Cassola

Los contagios se mantienen en un promedio insosteniblemente alto y las internaciones de quienes la requieren se prolongan en el tiempo. Como consecuencia la demanda de atención sobre el sistema de salud crece sin cesar. Más de la mitad de los hospitales públicos y privados del país tienen una ocupación superior al 90 por ciento de las camas de las Unidades de Terapia Intensiva (UTI), según un relevamiento de la SATI difundido ayer. En otras palabras, hay zonas donde el colapso o ya es una realidad o está próximo.

Las provincias más complicadas, donde la ocupación supera el 95 por ciento son Chubut, Córdoba, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Santa Fe, Santiago del Estero y Tucumán. En tanto, los distritos que se encuentran con más del 90 por ciento de ocupación de terapia intensiva son Buenos Aires, Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), La Pampa, Salta y San Luis.

En particular, el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) registró una tasa de ocupación del 94 por ciento. Aquí el 63 por ciento de las instituciones no presentó camas disponibles. En Córdoba, el presidente de la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados, Juan Gras, subrayó que el nivel de ocupación de camas “es preocupante” y que actualmente los pacientes con coronavirus son los más numerosos que se presentan en las guardias.

“Lo que vivimos el fin de semana fue una situación difícil”, añadió. “La capacidad del personal es finita, así que tampoco se puede aumentar mucho el número de camas”, agregó. A su vez, las internaciones domiciliarias no son del todo viables porque hay una alta demanda de oxígeno para aquellos que lo necesitan.

Peor aún es la situación en Cipolletti, ciudad de Río Negro ubicada en el límite con Neuquén. Ayer a la noche varios médicos y médicas del hospital de Cipolletti levantaron su jornada de franco para ayudar ante el desborde que se vivía en el centro de salud. El escenario no tiene antecedentes: anoche tuvieron que abrir la sala de cardiología para internar pacientes, la guardia está colapsada hace varias semanas y hoy ya es una sala de internación. En el área de Terapia Intensiva no hay camas y el promedio de edad de los internados es de 45 años, a diferencia del año pasado que el promedio estaba por arriba de los 60 años.

Algo similar se vive en La Pampa, donde el ministro de Salud Mario Kohan sostuvo: “Estamos casi al límite de ocupación de las camas del área de Terapia Intensiva”. Allí también están poniendo en funciones otros servicios para la atención de pacientes con coronavirus, mientras se aproximan al límite de la capacidad que pueden atender.

La segunda ola de la pandemia pone al sistema sanitario argentino contra las cuerdas, al límite de lo que puede dar. En algunos lugares del país esa línea ya se cruzó mientras en otros se está cerca. A la par, los contagios parecen no ceder ya que ayer se registraron más de 28 mil. A la pandemia todavía le quedan momentos críticos por resolver.

.

También te puede interesar...