Estados Unidos apunta contra la población que no concurre a vacunarse

“Hay un 25 por ciento de la población que nos está haciendo mucho daño”, aseguró el presidente estadounidense Joe Biden. Todavía cuentan con 70 millones de habitantes que no se dieron ni siquiera una dosis. En Argentina el COFESA acordó ir “casa por casa” a buscar a quienes no se inmunizaron.

Por Dr. Daniel Cassola

La fase que se vive hoy en Estados Unidos fue definida por el gobierno de Joe Biden como la “pandemia de los no vacunados”. En los últimos días el primer mandatario insistió vía conferencia de prensa con la importancia que tiene la vacunación. “Los no vacunados abarrotan nuestros hospitales, desbordando las salas de urgencias y las unidades de cuidados intensivos, sin dejar espacio para que alguien con un ataque al corazón o una operación de cáncer pueda recibir la atención que le salvaría la vida, porque los lugares donde podrían recibir esa atención están abarrotados, no están disponibles”, relató Biden.

De esa manera insistió en la necesidad de que la mayor parte de la población esté inmunizada. “Háganlo para salvar sus vidas y las de los que los rodean”, remarcó. Además Biden incentivó a los mayores de 65 años y a las personas con enfermedades preexistentes que hayan recibido la segunda dosis de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus hace más de seis meses a que se inoculen con una tercera inyección de refuerzo.

“Si se vacunó con Pfizer en enero, febrero o marzo de este año y tiene más de 65 años, vaya a buscar la dosis de refuerzo. O si tiene una condición médica como diabetes o es un trabajador de primera línea de la salud o maestro, puede obtener un refuerzo gratuito ahora”, indicó el presidente demócrata. Asimismo, pidió a los estadounidenses que recibieron las vacunas de Moderna y Johnson & Johnson que “esperen su turno en la fila” antes de recibir una dosis de refuerzo, y pronosticó que pronto habrá más orientación sobre esas marcas.

En Argentina, donde se llegó con al menos una dosis al 65 por ciento de la población, el Consejo Federal de Salud (Cofesa) acordó ayer ir “casa por casa” a buscar a las personas que no se inscribieron en el plan de vacunación contra el coronavirus puesto en marcha por el Gobierno nacional para convencerlas de que lo hagan, según anunció la ministra de Salud, Carla Vizzotti.

En la conferencia de prensa posterior al primer tramo del encuentro que continuó hoy, Vizzotti destacó que el país lleva “casi 17 semanas consecutivas de descenso del número de casos”, con un nivel de internaciones por ese cuadro similar al de “junio del año pasado”, lo que resaltó como un “número bajo y muy alentador”. La ministra ya no participará del encuentro ya que presentó un cuadro de apendicitis y será operada en el Sanatorio Otamendi.

Junto al ministro de Salud bonaerense Nicolás Kreplak informaron que la semana próxima se superarán los 73 millones de vacunas recibidas, debido a que se aguarda el arribo al país de 5 millones de dosis que se sumarán a las más de 67 millones ya disponibles. La funcionaria reseñó que hubo “consenso” en el Cofesa para ir “casa por casa” y “duda por duda” para buscar a las personas que no se inscribieron en el plan de vacunación.

En el punto actual de la pandemia algunos países, en acuerdo con su cultura y sus costumbres, deben enfrentar la desconfianza, apatía o desinformación de la población para instarla a que se vacune contra el coronavirus. Para hablar de inmunidad de rebaño, lo que sería una salida posible de la pandemia, la consideración de piso habla de 75 por ciento de vacunados con las dos dosis. Ese es el objetivo de mínima que se plantea en todo el mundo y al que todos aspiran a llegar.

.

También te puede interesar...