La mayoría de los argentinos no consume la cantidad de lácteos recomendada


Por Dr. Daniel Cassola

Según una encuesta realizada por una consultora el 86 por ciento de los argentinos no cumple con las tres porciones diarias de lácteos que es lo que recomiendan las autoridades sanitarias.

Los datos surgen de una encuesta de la empresa Kantar, llevada a cabo entre septiembre y octubre de 2018, sobre una base de 1205 personas mayores de 18 años de todo el país. Respecto al 86 por ciento, se informó que “un 6 por ciento es no consumidor, un 19 por ciento consume menos de una porción, un 35 consume una porción y apenas un 14 por ciento consume 3 porciones o más”.

La leche es un alimento que aporta vitaminas y minerales tan fundamentales para el organismo humano como el calcio y la vitamina D. Los que más informados están al respecto, según la encuesta, son las mujeres y los adultos mayores de 65 años. En contrapartida, los que menos conocen acerca del tema son los jóvenes de 18 a 24 años. Esta franja etaria engrosa la alta cantidad de argentinos, el 67 por ciento, que no conoce la recomendación de 3 porciones por día.

Por otra parte el consumo de leche en todas las etapas de la vida se asocia a la prevención y el tratamiento de enfermedades crónicas no transmisibles, como obesidad, hipertensión arterial, síndrome metabólico y osteoporosis. También es ideal para la rehidratación luego de la actividad física, previene la formación de caries y dada la naturaleza de su matriz, es un excelente vehículo para el aporte de vitaminas, minerales, ácidos grasos omega 3 y fibras, a partir de procesos de fortificación.

Casi todos los encuestados estuvieron de acuerdo en considerar como falsa la afirmación que decía que “la leche es un alimento sólo para niños”, las opiniones se dividieron cuando se les preguntó por temas tan específicos como intolerancia a la lactosa, alergias y bebidas vegetales (mal llamadas leches, de almendra o soja).

En relación a la comparación de leche y extractos de semilla, almendra y soja, prima el desconocimiento. A la afirmación “Los extractos de semillas como almendra y soja son mejores que la leche”, 4 de cada 10 personas dijeron no saber si es falso o verdadero; pero empatan en 3 de cada 10 los que creen que es una afirmación verdadera y los que creen que es incorrecta.

Las bebidas vegetales no se pueden utilizar como reemplazo de la leche de vaca, ya que no aportan los mismos nutrientes, vitaminas ni minerales. Por ejemplo, en el caso del calcio, el aportado por los lácteos es de alta biodisponibilidad para el cuerpo humano. En cambio, el calcio del reino vegetal tiene un aprovechamiento mínimo.

.

También te puede interesar...