La pandemia no da tiempo para relajarse

Argentina atraviesa uno de los mejores momentos, en cuanto a los indicadores epidemiológicos, desde marzo de 2020. Sin embargo varios especialistas recomiendan no relajar los cuidados para evitar nuevas olas. En Chile, por ejemplo, los casos vuelven a crecer a niveles preocupantes luego de varios meses.

Por Dr. Daniel Cassola

Las estimaciones más optimistas indican que la pandemia habrá quedado atrás en marzo del año próximo. Otras, como la del vocero de Pfizer Albert Bourla, indican que todavía falta un año. La presunción más extendida es que cuando se complete la vacunación en todo el planeta el coronavirus se volverá una enfermedad estacionalizada y menos peligrosa, para la que, por lo menos los grupos de riesgo, deberán vacunarse con frecuencia.

Pero, a pesar del alivio que al menos en Argentina se vive en el presente, para ese momento todavía falta. En eso coinciden muchos especialistas que han sido de los más consultados en el último tiempo. “La pandemia no terminó, pero ni ahí y la responsabilidad individual está más a full que nunca”, opinó Gonzalo Camargo, presidente de la Sociedad Argentina de Emergencias Médicas en diálogo con el diario Tiempo Argentino.

A su vez Rodrigo Quiroga, doctor en Ciencias Químicas y especialista en análisis estadístico aseguró que algunas flexibilizaciones, como las de los boliches bailables, pueden ser un problema. “Las actividades puerta adentro de muchas personas, y donde más cuesta controlar el uso de barbijo: eventos bailables y fiestas con jóvenes, muy pocos vacunados. Hay que hacerlo con cuidado y de manera gradual. En Europa, a pesar de que pedían certificado de vacunación, los boliches terminaron generando un problema, con súper contagios”, comentó

Como espejo quizás sirva mirar a lo que sucede en Chile, donde la presidenta del Colegio Médico de Chile (Colmed), Izkia Siches, advirtió ayer que la sociedad debe prepararse “para el escenario más duro”, mientras el país continúa enfrentándose a un incremento de casos de coronavirus en las últimas semanas. “Tenemos que estar preparados para lo peor”, anticipó la médica.

En los últimos días Chile experimentó un incremento de casos de coronavirus tras dos meses a la baja. Con reportes de entre 750 y 850 infectados por día, volvió a cifras que se habían registrado a principios de agosto. “Como país tenemos que aprender de esos errores. Ya nos ha pasado dos veces y nos ha costado una gran cantidad de vidas de compatriotas”, precisó la presidenta de Colmed, y añadió que el país está “en el momento de mayor incertidumbre”, por no conocerse la “envergadura que va a tener esta ola”.

Ante la suba de casos luego de una situación similar a la que ahora enfrenta Argentina, los escenarios posibles son tres. El de la inmunidad de rebaño y que la ola pase sin mayor impacto. Por otro lado, puede darse el de un panorama similar al de Israel, Inglaterra y Estados Unidos, con una ola que afecta a vacunados y no vacunados. Como posibilidad más sombría se encuentra la de una ola peor que las anteriores, como ocurrió en el sudeste asiático y África.

Como todos sabemos ya en la pandemia los escenarios son temporales. Ni los altísimos niveles de contagio, volviendo a Argentina, de mayo-julio ni los actuales registros son eternos. La pandemia tiene fases, olas, momentos. Es probable que los casos vuelvan a subir, pero cuanto más lento sea ese proceso y más gente llega a completar la vacunación mejor va a ser el escenario para todos.

.

También te puede interesar...