La soledad nos puede enfermar

images

Por Dr. Daniel Cassola

Si uno pregunta a quienes tiene a su alrededor qué es lo que necesita para mantenerse saludable seguramente dirán que una alimentación saludable, controles periódicos con el médico y quizás ejercicio físico.

Todo ello no deja de ser cierto pero no es suficiente. Según un estudio reciente publicado en Estados Unidos, las cuestiones relacionadas con la psicología son tan importantes como éstas que recién mencionamos.

Desde el punto de vista de la salud, la soledad tiene en una persona un efecto comparable al de la obesidad. Claro está que no nos referimos a los síntomas y patologías que puede desencadenar, pero sí al riesgo que se presenta para su salud integral.

La primera conclusión de los investigadores es que debemos empezar a tomar más en serio nuestras relaciones sociales. La soledad y el aislamiento social pueden parecer muy diferentes. Por ejemplo, alguien puede estar rodeado de muchas personas, pero todavía sentirse solo. Otras personas pueden aislarse porque prefieren estar solos. El efecto sobre la longevidad, sin embargo, es el mismo para los dos escenarios.

Aunque es más común, lamentablemente, que quienes integran la tercera edad estén aislados o apartados de la sociedad, la asociación entre la soledad y el riesgo de mortalidad entre la población joven es en realidad mayor que entre la población de mayor edad. Aunque las personas de edad avanzada son más propensas a estar solos y se enfrentan a un mayor riesgo de mortalidad, la soledad y el aislamiento social predicen mejor la muerte prematura entre las poblaciones menores de 65 años, revela el estudio.

Asimismo, nos encontramos en el punto de la historia de la humanidad en la que más gente vive sola. Dado que la soledad está en subida, se está prediciendo una posible epidemia de soledad en el futuro. En Argentina son muchísimos los casos de gente que no se relaciona y que vive en su entorno de soledad.

Los efectos negativos constatados de la soledad son muchos. Por ejemplo, los individuos que viven solitariamente presentan una mayor tasa de reactivación del virus del herpes, popularmente conocido como culebrilla. Esto se debe a una mayor producción de proteínas en el organismo que facilitan este mal que se manifiesta mediante inflamaciones dolorosas en el cuerpo.

La compañía en toda la vida, y también en la tercera edad, es una necesidad vital. La soledad, como hemos visto, es sinónimo de enfermedad.

.

También te puede interesar...