Los accidentes de tránsito, una epidemia

Foto-Accidente-auto

Alrededor de 7600 argentinos mueren por año en accidentes de tránsito.

Por Dr. Daniel Cassola

Las Naciones Unidas fijaron a esta década que estamos viviendo como el “Decenio de Acción para la Seguridad Vial”. Los accidentes viales y sus consecuencias que se miden en miles de muertos y heridos son una epidemia mundial.

En los primeros años de esta década, entre 2010 y 2014, la Argentina no logró reducir la cantidad de muertos. El número de víctimas solo bajó en un 0,6 por ciento.

Aproximadamente mueren 7600 argentinos por año en accidentes viales. Es un número que se mantiene estable desde hace años. Muchos más son los que quedan heridos o incapacitados de por vida. Estos datos son compartidos por la Agencia Nacional de Seguridad Vial y la Ong Luchemos por la Vida.

Ahora la pregunta clave es: ¿Cómo se previenen los accidentes de tránsito?

No hay grandes novedades ni medidas que la población desconozca. El problema se podría decir que es cultural o de conducta. Algunas de las medidas recomendadas son:

– El uso permanente y generalizado de los cascos en ciclomotores, motocicletas y bicicletas.

– El cumplimiento permanente y generalizado de los límites de velocidad.

– El control permanente y generalizado del consumo de alcohol y/o drogas de los conductores.

– El otorgamiento generalizado de la prioridad a los peatones.

Nadie que utilice un vehículo desconoce estas medidas. El tema es tomar conciencia y llevarlas a cabo. También habría que pensar en el control y las sanciones.

Cuando se instauraron controles severos para el uso de cinturones de seguridad y para evitar la alcoholemia en los conductores, la conducta detrás del volante mejoró.

Luego, hay otras cuestiones en las que hay que ser cuidadoso. Por ejemplo, en lo que respecta a la seguridad de los chicos.

Afortunadamente se ha extendido el uso de sistemas de retención infantil o “sillitas” para que los niños viajen en la parte trasera de los autos. Pero resulta que el 40 por ciento de las que se venden en el mercado no están homologadas según los estándares de seguridad. En un choque no se sabe cómo se comportan los materiales de esos productos.

Donde miremos hay cosas por mejorar. Son muchas las vidas que se pierden en las rutas, avenidas y calles argentinas. Con más atención y respeto por las normas es mucho lo que podemos mejorar.

.

También te puede interesar...