Los próximos dos aumentos en las jubilaciones se darán por decreto


Por Dr. Daniel Cassola

Uno de los sectores en los que hizo mayor énfasis el presidente Alberto Fernández durante la campaña es el de los jubilados. Por estas horas hay incertidumbre con respecto a los haberes debido a que el proyecto que por estas horas el oficialismo pugna por tratar y aprobar en el Congreso contempla dejar en suspenso la ley de movilidad del macrismo aprobada en 2017 pero no la remplaza, aún, por otra.

Lo que se sabe es que para quienes cobren menos de 19 mil pesos hay un bono que les va a permitir llegar a ese piso por lo menos en diciembre y enero. Luego los aumentos de marzo y junio próximos se darán por decreto salvo que se apruebe una nueva reforma jubilatoria antes de junio, lo cual es improbable porque ni siquiera existe una presentación oficial por parte del oficialismo.

Se ha escuchado mucho en las últimas horas que las jubilaciones se “congelan” hasta marzo. Eso no es cierto aunque tampoco sabemos si todas estas medidas serán beneficiarias o no para los jubilados. En principio los que menos cobran tendrán los bonos mencionados.

El resto de los jubilados deberán esperar a los decretos con los aumentos para hacer la cuenta y saber si hubieran ganado más o menos con la fórmula vigente desde 2017, que por otra parte desde entonces mantuvo a los haberes jubilatorios a la zaga de la inflación.

Según explicó el ministro de Trabajo Claudio Moroni, la semana pasada comenzarán a trabajar comisiones con representantes de distintos sectores para elaborar un proyecto de ley con una nueva fórmula jubilatoria. Todas las medidas que se toman de momento, explican este y otros funcionarios, corresponden a la “situación de emergencia” en la que se encuentra el país.

En contrapunto el jefe del bloque de Diputados de Juntos por el Cambio, Mario Negri, sostuvo que “suspender la fórmula que establece la manera de calcular la movilidad previsional por seis meses no garantiza que los jubilados vayan a mejorar su situación con respecto a la ley de movilidad que se sancionó en 2017 en este Congreso”.

Lo cierto es que al momento no hay manera objetiva de determinar si las medidas que se pretenden tomar benefician a los jubilados. Por lo pronto habrá que esperar a la evolución de la economía en los primeros meses del nuevo gobierno, cuáles son los aumentos que se otorgan y, finalmente, en qué consistirá el proyecto de ley de jubilaciones que todavía no se elaboró.

.

También te puede interesar...