No está claro el por qué, pero desde junio el coronavirus retrocede en América del Sur

A mitad de año la región era el epicentro mundial de la pandemia, donde más contagios se producían y más muertes se registraban. La tendencia cambió y ambos indicadores presentan una baja sostenida. Hoy hay más contagios en Estados Unidos y el Reino Unido que en Suramérica.

Por Dr. Daniel Cassola

Mayo y junio fueron meses aciagos para la región y para la Argentina, luego de un repunte de casos que se había iniciado en los últimos días del verano y que pronto se convirtió en una segunda ola más virulenta y letal que la primera. Tres meses atrás siete de los diez países con más muertes, siempre medido por población, estaban en nuestro continente. Brasil, el más afectado, presentaba siete veces más muertes que la India. Colombia y Argentina triplicaban los índices de todo el continente africano.

Pero algo cambió aunque los especialistas no se pongan de acuerdo en qué es lo que produjo la reversión de la situación. A finales de junio los contagios comenzaron a descender hasta llegar al punto actual, en el que América del Sur es una de las regiones del mundo en la que la pandemia parece, por ahora, controlada. En la actualidad, en el Reino Unido se registran 52 contagios diarios cada 100 mil habitantes. En Estados Unidos esa cifra están en 43. Mientras tanto, en Brasil es de 8, Argentina 6 y Colombia 3. Uruguay pasó de tener 100 en junio a 4 ahora. En Paraguay hay menos de un contagio cada 100 mil habitantes.

Los científicos no tienen claro cuáles son las explicaciones del caso, aunque advierten que quizás no sea el fin de la pandemia. Ya hay experiencias en las que los casos bajan mucho y todo parece solucionado hasta que irrumpe una nueva ola de contagios. El caso más notorio es el de la India, con un número de casos marginal hasta que se produjo la irrupción de la variante Delta.

Un argumento posible para explicar lo que sucede se vincula a la vacunación. Los países sudamericanos aceleraron desde junio el ritmo de inmunización. Otra idea complementaria es que parte de la población generó anticuerpos por la gran cantidad de contagios que hubo antes. O sea, mucha gente estuvo en contacto con el virus, ya sea por vacuna o contagio, y así pudo generar la inmunidad que podría explicar la baja de casos. Según un estudio reciente realizado en Colombia, hay registro de ciudades en los que hasta el 89 por ciento de la población se infectó.

Ciro Ugarte, director de Emergencias en Salud de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), confirmó que hubo una disminución de los casos y las muertes en todos los países de América del Sur con excepción de Venezuela. Ugarte trabaja con los ministerios de Salud y con los expertos de la región para estudiar estas tendencias. “Los países implementaron medidas mucho más estrictas respecto al distanciamiento físico, al movimiento de personas, al uso mandatario de mascarillas, iniciaron la vacunación y la ampliaron a otros grupos, principalmente a aquellos que estaban en mayor riesgo. Todo esto puede explicar en parte esta tendencia”, explicó.

“Nuestra recomendación a toda la población de América del Sur que está viendo que la transmisión es cada vez menor es tomar en cuenta que estamos en esa fase porque se han tomado las medidas adecuadas. No las relajemos”, cerró el funcionario.

.

También te puede interesar...