Poco a poco la gente retoma las consultas por urgencias cardiológicas


Por Redacción Curar con Opinión

Luego de la abrupta caída de las consultas hospitalarias por enfermedades cardiovasculares ocurridas durante el mes de abril, se está observando una lenta recuperación de la cantidad de pacientes finalmente asistidos con síndromes coronarios agudos, aunque todavía -según reportes del Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas (CACI)- está al 40% de la actividad habitual.

No obstante, como resultado del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO), lamentablemente las estadísticas muestran una duplicación de la mortalidad por infarto, tal como se presagiaba ante la falta de consultas de la gente, que con síntomas coronarios muy avanzados no llegaba a la guardia o la hacía tarde por miedo al contagio por Covid-19.

Según cifras actualizadas de la iniciativa ‘Stent-Save a Life’1, un relevamiento mundial del que participa la Argentina, se duplicó la mortalidad intrahospitalaria por infarto entre el 20 de marzo y el 31 de mayo con respecto al mismo período de 2019. Los decesos en ese período del año pasado alcanzaron al 5,4% del total de las personas con infarto que ingresan en alguno de los centros hospitalarios que participan del relevamiento, mientras que la cifra durante la cuarentena alcanzó al 10,9% de los pacientes. Este porcentaje, equivaldría estimativamente a 531 muertes que se podrían haber evitado en ese período, mientras que esta misma relación anualizada alcanzaría a los 4.734 fallecimientos.

El tema genera especial preocupación sobre todo en el tratamiento de la enfermedad cardiovascular, un grupo de afecciones como el infarto, el ACV y la insuficiencia cardíaca, entre otras, que en conjunto son las responsables de casi 100 mil muertes cada año en nuestro país.

“Vemos con moderado optimismo esta lenta recuperación de las consultas y las visitas a las guardias, pero las cifras de mortalidad por infarto son el reflejo de una situación que imaginábamos ante los retrasos en los requerimientos de asistencia médica, motivados por el miedo al contagio”, reflexionó Diego Grinfeld, cardioangiólogo intervencionista, presidente del CACI.

.

También te puede interesar...