Preocupa el impacto de las bebidas alcohólicas en la salud del corazón

Por Redacción Curar con Opinión

El efecto del alcohol en la salud viene estudiándose desde hace décadas, especialmente en grandes estudios poblacionales, pero siempre queda abierta la pregunta sobre qué ingesta es saludable y recomendada y cuál pasa a ser dañina para la salud. En el marco del Día Mundial Sin Alcohol, que se conmemora el martes 15 de noviembre, la Sociedad Argentina de Cardiología aprovecha para recomendar que no se beba alcohol y, si se beberá, que se lo haga en forma controlada y responsable, porque -además de todas las consecuencias más conocidas- su ingesta abusiva también puede afectar la salud del corazón. 

La intoxicación aguda por alcohol incluye desde la posibilidad de causar accidentes de tránsito, episodios de violencia generados por la falta de impulsos inhibitorios y hasta el coma etílico, que debe ser tratado rápidamente, ya que puede desencadenar cuadros muchas veces fatales.

“El consumo desmedido de cualquier tipo de bebida alcohólica es capaz de generar, a largo plazo, trastornos a todo nivel, ya sea favoreciendo la aparición o complicación de enfermedades crónicas como la cirrosis hepática, ciertos tipos de tumores -como el de colon y recto, esófago o mama-, demencia, depresión o ansiedad. Sin embargo, a pesar de la gravedad que todos estos efectos representan, la salud del corazón también se ve afectada y es un tema del que no se habla lo suficiente”, explicó Mario Fitz Maurice, médico cardiólogo, especialista en arritmias y Director del área de Prensa y Comunicación de la Sociedad Argentina de cardiología.

“Existe evidencia de que puede incrementar la presión arterial y el riesgo de sufrir un ACV. Asimismo, diversos estudios demostraron que la ingesta abusiva de alcohol, sostenida en el tiempo, se asocia con mayor riesgo de sufrir insuficiencia cardíaca y de desarrollar factores pro-trombóticos en la sangre, responsables de desencadenar eventos coronarios”, profundizó Carolina Salvatori, Directora del Consejo de Cardiología Clínica y Terapéutica de la Sociedad Argentina de Cardiología.

Por otra parte, el abuso de alcohol en grandes cantidades en poco tiempo puede generar arritmias cardiacas, especialmente supraventriculares, en pacientes con ‘corazón sano’, lo que se conoce como ‘síndrome del corazón en vacaciones’. En contrapartida, la reducción de su consumo en pacientes con antecedentes de una arritmia llamada fibrilación auricular disminuye la probabilidad de repetirla.

.

También te puede interesar...