Salud mental: la pandemia que generó la pandemia

Según un estudio realizado en Inglaterra por el Servicio Nacional de Salud millones de pacientes enfrentan esperas peligrosamente largas para recibir atención de salud mental de depresión, ansiedad, psicosis y trastornos alimentarios. La crisis del coronavirus provocó un aumento en el número de personas que experimentan problemas de salud mental.

Por Dr. Daniel Cassola

¿Se traslada la situación de Inglaterra a otras partes del mundo? ¿En Argentina la pandemia nos enfermó de otros modos más allá del coronavirus?

En Argentina la pandemia tuvo efectos en el aumento de la depresión, la ansiedad, el estrés crónico, los trastornos en el sueño y el uso de sustancias. Así lo reveló un equipo del Instituto de Neurología Cognitiva (INECO) que trabajó en conjunto con la Universidad de Harvard para realizar una encuesta a 10.053 personas en la Argentina durante la primera semana de cuarentena.

Las personas encuestadas mostraron síntomas sustanciales de ansiedad y depresión, más aún, el 33 % informó posibles síndromes depresivos, y el 23 % posibles síndromes ansiosos. Esta situación afectó, especialmente, a las personas más jóvenes, de 18 a 25 años. Otro grupo de investigaciones puso el foco en las personas que ya padecieron Covid-19. Según un estudio del Observatorio de Psicología Social Aplicada (OPSA) de la UBA, se reportaron mayores tasas de trastornos mentales y neurológicos luego de haber sido infectados. “Los trastornos de ansiedad, los trastornos depresivos e incluso los trastornos psicóticos son más probables luego de haber sido infectado por Covid-19”, concluyeron.

En Inglaterra, dos años después del comienzo de la pandemia, los servicios de salud mental especializados están tan abrumados que están devolviendo incluso los casos más graves de pacientes en riesgo de suicidio, autolesiones y hambre a los médicos de cabecera que los derivaron, lo que provocó advertencias de los médicos de que algunos de los pacientes probablemente morirán como resultado.

Sajid Javid, el secretario de Salud, quien reconoció que los niveles nacionales de depresión casi se han duplicado desde el comienzo de la pandemia, enfrenta presiones para desarrollar rápidamente un “plan integral” para responder a la creciente demanda de atención de salud mental en Inglaterra.

“Nos estamos moviendo hacia una nueva fase de la necesidad de vivir con el coronavirus, pero para un número preocupante de personas, el virus está dejando un legado cada vez mayor de problemas de salud mental que los servicios no están equipados para tratar adecuadamente en la actualidad”, dijo Matthew Taylor, el director ejecutivo de la Confederación NHS, que representa a todo el sistema de salud en Inglaterra.

“Con proyecciones que muestran que 10 millones de personas en Inglaterra, incluidos 1,5 millones de niños y adolescentes, necesitarán apoyo nuevo o adicional para su salud mental durante los próximos tres a cinco años, no es de extrañar que los líderes de salud hayan denominado a esta la segunda pandemia. Una crisis nacional de esta escala merece una atención específica y sostenida por parte del gobierno de la misma manera que hemos visto con la acumulación de atención electiva”, agregó.

La salud mental en distintos países del mundo es la nueva pandemia generada por la pandemia.

.

También te puede interesar...