Alcohol: aunque es bueno para el corazón, aumenta el riesgo de cáncer

Un estudio vincula el consumo de alcohol con una reducción de hasta un 24% en las chances de sufrir problemas cardíacos. Sin embargo, subiría el riesgo de cáncer en un 51%.

Los argentinos mayores de 15 años tomamos, en promedio, 9,3 litros de alcohol puro por año, según datos de 2014 de la Organización Mundial de la Salud. Por supuesto, ese dato surge al dividir el total del consumo del país por la cantidad de habitantes, pero teniendo en cuenta que no todos beben alcohol (sólo el 38% de la población mundial lo hace, según la misma institución), la medida se queda corta. Sea como fuera, en la región, sólo Guayana Francesa (12,2 litros por año) y Chile (9,8) nos superan. El resto: Venezuela (8,9); Paraguay (8,8); Brasil (8,7); Guyana y Perú (8,1); Uruguay (7,6); Ecuador (7,2); Colombia (6,2); Surinam (6,6); y cierra Bolivia (5,9).

Existen muchos estudios sobre los riesgos de abusar del alcohol, pero aún así el consumo sigue aumentando en todo el planeta. Es por esa razón que la OMS viene reforzando desde hace años las campañas para concientizar sobre estos peligros potenciales y así lograr una disminución de su consumo.

En ese marco, un gigantesco estudio de la Universidad McMaster, en Canadá, encontró que el consumo moderado de alcohol disminuye en un 24 por ciento el riesgo de sufrir un ataque al corazón. Sin embargo, comparado con las personas que no toman, los bebedores tienen un 51% más probabilidades de desarrollar ciertos tipos de cáncer, entre ellos: de boca, esófago, estómago, intestino, hígado, mama, ovario y de cabeza y cuello.

La investigación, que fue publicada por la revista médica The Lancet, especificó también que el alto consumo y el abuso (que separa en dos categorías) aumentó significativamente las tasas de mortalidad por todas las causas.

“Nuestros datos apoyan la llamada a aumentar la conciencia mundial sobre la importancia del uso nocivo del alcohol”, sostuvo el investigador principal, el Dr. Andrew Smyth, de la Universidad McMaster. “Debido a que el consumo de alcohol está aumentando en muchos países, las estrategias globales para reducir el uso nocivo del alcohol son esenciales”, coincidió el co-autor del estudio, Dr. Salim Yusuf.

¿Cuándo es baja, moderada o abusiva la ingesta de alcohol?

El estudio se basó en la escala que confecciona la Organización Mundial de la Salud. Allí, se define como baja ingesta, el consumo de hasta siete bebidas por semana. En tanto, para el “escalafón” moderada, de siete a 14 bebidas para mujeres y de siete a 21 para los hombres. Por último, las personas que abusan son las que consumen más de 14 bebidas (para las mujeres) y 21 (para los hombres) cada semana.

Cuatro años y 114.970 personas de 12 países

El mega trabajo de la Universidad de McMaster demandó 4 años y la participación de 114.970 personas procedentes de 12 países con diferentes niveles de desarrollo económico.

Los países de altos ingresos fueron representados por Suecia y Canadá; los países de renta media-alta por Argentina, Brasil, Chile, Polonia, Sudáfrica y Turquía; países de ingresos medios más bajos por parte de China y Colombia; y en los países de bajos ingresos de la India y Zimbabwe.

Graduaciones alcohólica según la bebida

– Vino: Contiene un 13,5 por ciento de graduación alcohólica. Una botella de 1 litro equivale a 135 ml. de alcohol puro.

– Vodka: De 37,5 a 42 % de graduación. Esto equivale, en un litro, a entre 375 y 420 ml. de alcohol puro.

– Cerveza: Varía de entre 2,5 a 11,5 según la marca. Un litro contiene entre 25 y 115 ml. de alcohol puro.

– Fernet: Contiene 39 por ciento de graduación alcohólica. Eso equivale a 390 ml. de alcohol puro, por cada litro.

– Whisky: De 40 a 62 % de graduación. 1 litro aporta entre 400 y 620 ml. de alcohol puro.

Fuente: Clarín

.

También te puede interesar...