¿Cuándo termina la pandemia?

Sin grandes misterios los creadores de la vacuna de Pfizer – BioNTech refuerzan la idea de que la solución es global o no es. Se necesita que las tasas de vacunación sean altas en todos los países del mundo. Miran con especial el desarrollo de la pandemia en países populosos como la India, de donde surgió la variante Delta.

Por Dr. Daniel Cassola

En una conferencia organizada por el prestigioso diario The Wall Street Journal de Nueva York, los médicos alemanes de origen turco, Ugur Sahin y Özlem Türeci, que forman un matrimonio y fueron los creadores de la vacuna de Pfizer – BioNTech, aventuraron que la fecha de finalización de la pandemia podría darse a mediados del año próximo 2022, poco más de dos años después de su fecha de inicio.

Para que eso suceda y sea realidad hay una condición sin igual que debe cumplirse: las tasas de vacunación deben ser “realmente altas” en todo el mundo. La estimación es que para el próximo verano en el hemisferio norte esto se cumpla especialmente en países de alta densidad poblacional como la India, de donde surgió la última y más peligrosa variante del coronavirus, denominada Delta.

Sahin, que es el Ceo de BioNTech, explicó que la compañía farmacéutica está expandiendo sus alianzas para producir más dosis que puedan destinarse a países que todavía presentan una alta circulación del virus. Un ejemplo de esta expansión es el inicio de la producción de la vacuna en Brasil para toda Latinoamérica, anunciada apenas unos días atrás.

Mientras en distintos países se anunció o directamente se comenzó con la tercera dosis de vacunación, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que aún falta evidencia sobre la necesidad del refuerzo. Lo que el organismo multilateral impulsa es que la vacunación sea igualitaria, por lo que considera que sería más provechoso completar la inmunización en los países desfavorecidos antes de reforzarla en los más ricos.

Sobre el tema, Türeci, que es médica inmunóloga y cofundadora de BioNTech señaló que es necesario combinar vacunas con distintas plataformas tecnológicas (la de Pfizer con la de AstraZeneca por ejemplo) para acelerar la inmunización global. “Cuantas más vacunas tengamos disponibles, mejor y obviamente, en principio podemos mezclarlas y combinarlas”, había adelantado la empresaria cuando esta posibilidad era apenas una hipótesis.

El panorama de las vacunas y su efectividad en el tiempo es dispar. Un estudio realizado en Israel indicó que una dosis de refuerzo de Pfizer – BioNTech tiene una efectividad del 86 por ciento en personas mayores de 60 años. A su vez, Pfizer reconoció que la eficacia de su remedio disminuye con el tiempo, por lo que una tercera dosis aumenta el número de anticuerpos y la efectividad contra la variante Delta. En una línea similar Johnson & Johnson, cuyo proyecto era uno de los pocos que constaba de una sola inyección, anunció que un refuerzo, en este caso una segunda dosis, aumenta hasta nueve meses el rendimiento del fármaco.

Por otra parte, un estudio realizado en Argentina por el Instituto Leloir sobre la vacuna Sputnik V, fabricada en Rusia, indicó que la efectividad de la misma aumenta con el paso del tiempo. Según se recabó, a los seis meses de la aplicación se registra una “creciente potencia” de los anticuerpos. Con la vacuna que sea, o con las combinaciones posibles, la salida de la pandemia es a través de la inmunización global. La fecha que adelantan los creadores de una de las vacunas más utilizadas es a mediados de 2022.

.

También te puede interesar...