Holanda quiere ampliar la eutanasia a personas mayores que sientan su “vida realizada”

FUENTE: Clarín

Holanda, país que legalizó la eutanasia, estudia ahora autorizar la asistencia al suicidio a las personas de edad avanzada que tengan el sentimiento de ya haber “realizado” sus vidas, indicaron el jueves dos ministros, que presentaron la propuesta al Parlamento pese a que un comité de expertos había concluido tras dos años de estudio que no era recomendable solicitar esa ampliación.

“Las personas que piensen, tras una reflexión, haber realizado sus vidas, deben, bajo estrictas condiciones y criterios precisos, ser autorizados a terminar con su vida de la manera que consideren digna”, afirmaron los ministros de Salud y de Justicia en un comunicado y en una carta enviada al Parlamento.

Dado que el sentimiento de “vida realizada se presenta principalmente en las personas de edad”, el nuevo sistema les estará reservado a las personas mayores, afirmaron los dos ministros, aunque no precisaron a partir de qué edad se podría acceder a la eutanasia.

Mirá también: Aplican la eutanasia en un chico por primera vez en el mundo

Esas personas “ya no ven posibilidades para darle un sentido a sus vidas, viven mal la pérdida de independencia, tienen un sentimiento de soledad por, quizás, la pérdida de un ser querido, están incómodos por un cansancio total, una pérdida de valor personal”, aseguraron. A su vez, para poder “preparar el fin de su vida, necesitan ayuda”, añadieron.

Un “asistente para la muerte”, una persona con una educación médica y formaciones específicas, deberá autorizar el procedimiento luego de excluir que un tratamiento pueda borrar ese “deseo de muerte”.

Al igual que para las eutanasias, los procedimientos serán luego analizados por una comisión especializada.

El Gobierno de coalición holandés solicitó en 2014 un informe a un comité de especialistas que se encargó de valorar la viabilidad legal y los dilemas sociales que supondría despenalizar el suicidio asistido a personas que piensan que “su vida está completa”.

Tras una intensa investigación de dos años, el comité emitió su conclusión: “No es deseable” expandir las posibilidades legales para el suicidio asistido porque el actual marco jurídico “es suficiente”.

Actualmente, un paciente debe cumplir ciertos requisitos para solicitar la eutanasia, entre los que se encuentra el que al menos dos médicos confirmen que el enfermo padece de un sufrimiento inaguantable y sin perspectivas de mejora.

Mirá también: Francia: los médicos deberán decidir en una larga disputa sobre muerte digna

Los ministros han agradecido el trabajo del comité, pero rechazan su resolución final, ya que piensan que la ley actual se queda corta porque tiene una importante limitación, como es que el suicidio asistido debe basarse en fundamentos facultativos.

Según el Gobierno, también hay gente que desea terminar con su vida y padece un “sufrimiento inaguantable” sin una “base médica”.

Los responsables gubernamentales señalan concretamente a ancianos que sufren por la pérdida de “sus seres queridos” o de “contactos significativos”, teniendo como resultado “fatiga” y “apatía”.

“Hay gente para la que cada día que pasa es uno más en espera de la muerte. Estas personas preguntan cómo pueden poner fin a su vida de una manera digna”, mantienen los ministros en la misiva, dada a conocer a través de la página web del Gobierno neerlandés.

La nueva ley supondría la creación de una nueva profesión, una especie de “orientador” social con experiencia en el campo de la Medicina que evaluaría la solicitud del suicidio asistido.

Holanda fue el primer país del mundo en legalizar la eutanasia en 2002. Pero para autorizar el procedimiento, el médico, en el centro del proceso, debe tener la convicción de que no existe otra solución razonable para el paciente y que el sufrimiento debe ser “insoportable y sin perspectivas de mejora”.

Estas disposiciones, que pueden estar sujetas a interpretación, son regularmente objeto de debate en Holanda y son muy criticadas en el extranjero: algunas enfermedades mentales o la demencia pueden ser consideradas como “sufrimiento insoportable”.

La ayuda al suicidio es ilegal, pero en 2013 un hombre que fue reconocido culpable de haber ayudado a su madre de 99 años a suicidarse suministrándole medicamentos, no fue condenado por la justicia, que estimó que había “actuado por amor”.

En 2015, Holanda registró 5.516 casos de eutanasia, lo que representa el 3,9% de los fallecimientos en el país, contra 3.136 casos cinco años atrás. De estas personas, más del 70% sufría cáncer y 2,9% enfermedades psiquiátricas o demencia.

.

También te puede interesar...