La inseguridad es una epidemia

justicia-lanus-nota

Por Dr. Daniel Cassola

Si la inseguridad fuera una enfermedad podríamos decir que se trata de una epidemia, ya que su situación rebasó el significado de la palabra endemia. En la provincia de Buenos Aires, en el transcurso del actual 2016, ya son 83 los muertos en ocasión de robo.

Según la Real Academia Española, uno de los significados de la palabra epidemia es “mal o daño que se expande de forma intensa e indiscriminada”. Si dentro de lo que entendemos como inseguridad nucleamos a los robos, asesinatos y lesiones en ocasión de este tipo de hechos nos vamos a encontrar con un mal o daño (no hay dudas posibles).

La inseguridad es un mal. Y también podemos decir que se expande, la segunda condición de la definición. La cifra de muertos solo en ocasión de robo, excluyendo otro tipo de “eventos” es espeluznante. Además, el delito se encuentra en expansión.

En los diarios de ayer se publicó información sobre un operativo que involucró a más de 300 efectivos de seguridad para desarticular una banda narco en una villa de Burzaco. En las notas se marcaba la sorpresa de los agentes al encontrar un verdadero arsenal de guerra. Ya no solo se encuentran fusiles FAL sino que están apareciendo armas de guerra importadas. E incluso en el operativo aparecieron municiones calibre 50. No aparecían cartuchos de ese porte desde el año 2000, cuando una banda los utilizó para asaltar un camión blindado.

La inseguridad es un mal que se expande. También podemos caracterizar el modo en el que esto sucede “de manera intensa e indiscriminada”. Basta observar lo que sucedió solo ayer en Lanús. Un hombre de 22 años manejaba su auto en el que viajaba junto a su mujer y un bebé recién nacido. Al llegar a la puerta de su casa intentan asaltarlo, por lo que atina a poner marcha atrás para escapar. Inmediatamente fue fusilado por uno de los ladrones. La bala ingresó en el tórax, entre el hombro izquierdo y el pectoral. Los delincuentes escaparon dejando a un hombre muerto dentro de su auto y junto a su familia.

También en Lanús ayer fue baleado un suboficial de Prefectura, Ramón Cantero de 54 años. Tres ladrones intentaron asaltarlo al llegar a su casa, lo que desato una balacera. Cantero se encuentra internado y su estado es delicado.

Por la magnitud y la cantidad de casos la inseguridad se expande de manera intensa. Y cualquiera puede ser víctima, sin dudas es un mal indiscriminado. No suele haber cuestiones personales, es al voleo.

El diagnóstico de la inseguridad es claro. Lo que todavía no aparece a la vista son los tratamientos y las curaciones.

.

También te puede interesar...