La variante Delta da inicio a un rebrote en distintas partes del mundo


Gran Bretaña informó su peor registro de casos desde comienzos de febrero. La ciudad de Moscú, en Rusia, tuvo su peor jornada por el número de fallecidos desde el inicio de la pandemia. En Australia dieron marcha atrás con el levantamiento del uso obligatorio de barbijos. Aquí se restringe el ingreso de viajeros a riesgo de que muchos queden varados.

Por Dr. Daniel Cassola

En el Hemisferio Norte recién comienza el verano y en varios países, como por ejemplo Inglaterra, la variante Delta, que se cree más contagiosa y peligrosa, ya es la dominante. Si hay una tercera ola, más cerca del otoño allí y de la primavera aquí, se espera que la causante justamente sea la cepa que tuvo origen en la India. Por eso es que el gobierno nacional decidió cerrar aún más las fronteras.

El cupo ya estaba limitado pero la mayor cerrazón ocasionará que varios pasajeros en el exterior pierdan su vuelo, porque ya hubo muchas cancelaciones. Lo que se busca es evitar el ingreso, justamente, de la variante Delta. En Argentina ya se detectaron un puñado de casos, todos provenientes del exterior, y al día de hoy no hay registro de que la variante tenga circulación comunitaria. Así es como el gobierno quiere mantener la situación. Del otro lado sería ideal que se busque algún tipo de solución para quienes quedaron en el exterior.

En Gran Bretaña el sábado se registraron 18.270 nuevas infecciones por coronavirus el sábado, el aumento diario más alto desde el 5 de febrero, y 23 muertes, según los datos oficiales. Los casos diarios positivos aumentan allí desde hace un mes, pero el rápido programa de vacunación, que fue el primero en comenzar en todo el mundo, parece haber roto en gran medida el vínculo entre infecciones y muertes. Los fallecimientos se mantienen el orden de los 20 por jornada. Los datos indican que el 83,7 por ciento de los adultos había recibido una primera dosis de la vacuna y el 61,2 por ciento había recibido dos.

A su vez, las autoridades sanitarias de Moscú, la capital de Rusia, informaron ayer que en las últimas 24 horas la ciudad llegó a una cifra récord de fallecimientos por coronavirus, en el marco de una emergencia de salud que no se detiene en un país golpeado de lleno por la variante Delta del virus. De acuerdo con datos oficiales divulgados por las agencias rusas, Moscú registró 144 muertos en las últimas 24 horas, es decir, el peor balance desde el inicio de la epidemia.

Rusia es uno de los países más castigados por la pandemia en el mundo y los expertos encendieron las alarmas desde hace semanas tras la llegada de la variante Delta, que es más contagiosa que el resto y generó motivos de preocupación mundial. A nivel nacional, los más recientes reportes indican que ese país registró 20.538 nuevos casos y 599 decesos, llevando el cómputo global a más de 5,4 millones de contagiados y 133.282 decesos, la cifra más alta de Europa, según el balance oficial.

Por último, en Australia se padece un rebrote de casos de coronavirus provocado especialmente por la variante Delta. Para evitar la propagación del virus, el Gobierno aumentó las restricciones (confinamientos y regreso del uso del barbijo en espacios públicos) en distintas regiones del país. Las ciudades de Sidney y Darwin iniciaron ambas un aislamiento estricto, mientras que en Perth y Brisbane se decretó nuevamente el uso obligatorio de tapabocas. Las autoridades de Perth advirtieron que no descartan imponer un confinamiento estricto luego de que un residente diera positivo de coronavirus después de haber estado en Sidney, donde empezó el rebrote hace más de una semana.

Los problemas que ahora tienen en el norte indefectiblemente se van a trasladar al sur. Así fue la dinámica de la pandemia desde que comenzó hace quince meses. Por ahora la carrera la ganó siempre el virus, aunque en este momento todo depende, probablemente, de la campaña de vacunación. Las inmunizaciones avanzan pero la variante Delta también.

.

También te puede interesar...