Linfomas: la información puede ser una herramienta de prevención y salud

images

Por Dr. Daniel Cassola

La forma más común de linfoma (el no Hodgkin) es el primer cáncer en incidencia en jóvenes y la tercera causa de muerte por cáncer en niños. Según informa la asociación civil “Linfomas Argentina”, en Argentina solo uno de cada cinco pacientes puede identificar los síntomas antes del diagnóstico, lo que demuestra la falta de concientización y conocimiento sobre la enfermedad en la población de nuestro país.

Es además una de las cifras de conocimientos más bajas de la región, por lo que hay países que han trabajado mejor que nosotros en este aspecto. Es una falta que puede ser grave porque en los tumores hematológicos es fundamental un rápido inicio del tratamiento para un mejor pronóstico de la enfermedad.

Este concepto, que se utiliza para una amplia gama de enfermedades se llama diagnóstico precoz. El diagnóstico precoz se produce cuando la enfermedad se identifica (dependiendo el caso) en la fase asintomática, o durante la manifestación de los primeros síntomas.

Si bien la ciencia ha avanzado considerablemente en un sinfín de tratamientos, es fundamental en qué punto se comienzan a aplicar. El estadío en el que se comienza a tratar la enfermedad puede ser la diferencia entre lograr o no la curación. Incluso en las enfermedades crónicas o en las que todavía se desconoce cómo tratarlas efectivamente, es crucial el diagnóstico precoz, ya que mejora las terapias para reducir el daño que provoca la patología o puede dar un mejor punto de inicio para intentar ralentizar los efectos.

Volviendo al caso de los linfomas, en materia de control de la enfermedad en las últimas décadas se han producido grandes avances gracias al descubrimiento de cambios moleculares, lo que permitió el desarrollo de terapias dirigidas que atacan selectivamente a las células tumorales. Según informa Linfomas Argentina, de acuerdo a las investigaciones los pacientes que se detectan en un estadio temprano tienen 70 por ciento de probabilidad de supervivencia a 5 años, en comparación con 58 por ciento de los pacientes en estadío avanzado.

Lo que la asociación busca es que el Estado apoye la designación del 15 de septiembre como Día Nacional del Linfoma, lo que permite en los días previos la realización de campañas de prevención e información. Esa misma fecha ya es, en todo el mundo, el día internacional de la enfermedad.

.

También te puede interesar...