Menem y Cavallo, juntos también en la desgracia

 

Por Dr. Daniel Cassola

Carlos Menem y Domingo Cavallo tuvieron su momento de gracia. Luego de un inicio titubeante, sobre todo con una economía que venía de una hiperinflación, el presidente Menem decidió nombrar ministro de Economía a Cavallo el primero de marzo de 1991.

Cavallo diseñó el plan que terminó con la inflación y originó el sostén del gobierno de Menem durante varios años. Nos referimos a la convertibilidad. Fue una fiesta de la que muchos tuvimos que pagar los platos rotos.

Al igualar las monedas, el peso y el dólar, los argentinos pudieron consumir bienes importados y viajar al exterior a precios relativamente accesibles. Pero mientras tanto se destruyó a la industria nacional. La apertura total de la economía perjudicó a muchísimos sectores.

Los beneficios del plan se disfrutaron en el corto plazo, pero los efectos catastróficos se manifestaron con el tiempo y concluyeron con el estallido social de 2001.

Una vez fuera del poder, Menem y Cavallo han desfilado por distintos tribunales de justicia. Hoy la noticia es que ayer fueron condenados por los sobresueldos, Menem a cuatro años y seis meses de prisión y Cavallo a tres años y seis meses.

El delito propiamente dicho se llama peculado, esto es la apropiación indebida de dinero del Estado. En los noventa se desarrolló un sistema clandestino de pagos a los más altos funcionarios del Estado por fuera del salario en blanco. Estos giros se escondían bajo el rótulo de “fondos reservados” y significaron el desvío de millones de pesos-dólares de las arcas públicas.

Por distintos motivos es probable que ninguno de los dos cumpla con la condena. La sentencia no está firme y debe ser ratificada por un tribunal superior. Por otra parte, Menem cumple mandato de senador nacional hasta 2017, por lo que goza de fueros parlamentarios.

Para el ex presidente es la segunda condena a prisión que recibe, luego de ser sentenciado por el tráfico de armas a Ecuador y Croacia. Por su parte, Cavallo está procesado en más de 90 causas por una variedad de cargos que van desde la estafa al contrabando. Siempre en perjuicio del Estado.

El economista le tomó el pelo a los argentinos en varias oportunidades. Mandó a los científicos a lavar los platos, se burló de los jubilados y en una recordada entrevista televisiva dijo que él para vivir necesitaba al menos 10 mil pesos por mes, unos cien mil de hoy en día.

Por más que no sean encarcelados, al menos las condenas sirven para que recordemos el daño que estos personajes le hicieron al país.

.

También te puede interesar...