Se evalúa dar una tercera aplicación para grupos de riesgo

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, habló hoy en una conferencia de prensa de “una dosis de refuerzo” para quienes se encuentren dentro de los grupos de mayor riesgo frente al coronavirus. Francia y Alemania ya anunciaron planes similares. Sobre todo se apuntaría a cubrir a los adultos mayores.

Por Dr. Daniel Cassola

La contagiosidad de la variante Delta alteró el tablero mundial con respecto a la pandemia. Su mayor capacidad de propagación causó nuevas olas en distintos países y además puede ser el origen de una mayor mortalidad. No está comprobado que sea más letal que la versión original del Covid-19 pero, por una cuestión nominal, al contagiar a más gente puede empeorar los registros sobre fallecimientos.

En este contexto, Carla Vizzotti, ministra de Salud consideró hoy que “las vacunas para enfermedades respiratorias no generan inmunidad para prevenir el 100 por ciento de la infección, y tampoco tienen una duración tan larga en el tiempo”, por lo que luego remarcó que “a una población estratégica seguramente haga falta dar un refuerzo”. La funcionaria agregó que “pensar en vacunaciones periódicas siempre estuvo en la agenda, sobre todo en personas con más riesgo de tener complicaciones o que tienen menos robusto su sistema inmune, como los mayores de 60 años”.

Claro que para dar la dosis de refuerzo primero hay que completar los esquemas originales. Durante el fin de semana comenzó la aplicación de inyecciones de AstraZeneca y Moderna para completar aquellos a quienes se les había dado Sputnik V y ya habían cumplido con más de ochenta días de espera. Luego de los anuncios de la semana pasada esa población puede optar por aplicar esas vacunas para completar su esquema de inoculación.

“Con la evidencia científica internacional, se puede intercambiar Sputnik con Moderna y también AstraZeneca con Moderna”, detalló la ministra. De todas maneras aseguró que esperan “tener novedades este mes con la llegada de vacunas de segunda dosis” de la vacuna rusa. El leit motiv elegido por el gobierno, en su área de salud, es que “agosto va a ser el mes de las segundas dosis”. En este sentido, también se espera contar pronto con la producción local del Laboratorio Richmond. “Están en el tramo final de la liberación, del control de calidad”, detalló Vizzotti.

En cuanto a las tan discutidas vacunas de Pfizer la ministra consideró que “van a jugar un rol fundamental para que los adolescentes retomen sus actividades”. Está previsto que las dosis adquiridas por el gobierno lleguen antes de fin de año, aunque todavía no hay una fecha precisa.

Por último Vizzotti se refirió a las aperturas anunciadas el pasado viernes y que están en vigor desde el sábado. “Esta etapa será posible por el avance de la campaña de vacunación y tras 10 semanas de descensos de casos y 8 semanas de descenso de internaciones en terapia y muertes”, comentó.

.

También te puede interesar...