Todos los caminos conducen a un nuevo endurecimiento de la cuarentena

Si bien Nación, Ciudad y Provincia tienen distintas posturas, es muy probable que en algún momento se regrese, en el AMBA, a la fase 1 del aislamiento social. El domingo 28 vence el último plazo establecido.

Por Dr. Daniel Cassola

Según informó la Organización Mundial de la Salud (OMS), ayer domingo 21 de junio fue el día con más contagios detectados, a nivel global, desde comenzó la pandemia. “Estamos en una nueva y peligrosa fase”, declaró el director del organismo, Tedros Adhanom Ghebreyesus. “Estamos en una nueva y peligrosa fase”, sostuvo el funcionario durante una conferencia de prensa, en la que precisó que alrededor de la mitad de esos contagios se produjeron en América, actual epicentro de la pandemia, pero también hubo un número importante de infecciones en el sur de Asia y Medio Oriente.

Dentro del continente americano Argentina presenta una situación relativamente aliviada, si se compara con Estados Unidos, México, Brasil o Chile, pero mucho más compleja que Paraguay o Uruguay, países que ya entraron en una nueva normalidad. Puntualmente el problema del coronavirus aquí se reduce, en gran parte al AMBA, por más que en provincias como Chaco haya una cantidad importante de contagios.

Las decisiones sobre el Área Metropolitana se toman a tres bandas, es decir, entre la Nación, la provincia y la Ciudad. Las posiciones del presidente Alberto Fernández y el gobernador bonaerense Axel Kicillof tienden a preferir un endurecimiento de la cuarentena ahora, mientras desde el gobierno que comanda Horacio Rodríguez Larreta se cree que la población ya no toleraría un nuevo endurecimiento del aislamiento por lo que este se volvería contraproducente.

En principio los funcionarios como el jefe de gabinete Santiago Cafiero insisten con “fortalecer los controles jurisdiccionales”, básicamente el traslado entre CABA y el Conurbano. Pero, se podría pensar, que mientras haya actividades que requieran mano de obra los trabajadores, ante la delicadísima situación económica, van a intentar llegar igual, a pesar del control. Por su parte, la secretaria de Acceso a la Salud de la Nación, Carla Vizzotti resaltó que volver a la fase 1 “es “usa posibilidad concreta” que es necesaria para darle un respiro, según considera la funcionaria, al sistema sanitario. En el mismo sentido el ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires sostuvo que “la situación se está desmadrando” y añadió que no les va a “temblar el pulso para corregir” lo que sea necesario. En frente, desde la Ciudad de Buenos Aires, Rodríguez Larreta y su ministro de Salud Fernán Quirós consideran que “todavía hay margen, no es tiempo de cerrar todo”.

El retorno a la fase 1 no sería inédito ya que en ocho provincias ya se efectuó. Chaco, Jujuy, Chubut, Neuquén, Entre Ríos, Córdoba, Santa Fe y Corrientes volvieron a imponer el confinamiento más estricto ante brotes puntuales que se dieron en distintas localidades. Lo que más preocupa a las autoridades es que es cada vez más difícil rastrear el origen de los contagios por lo que se cree que se trata de casos que provienen de la circulación comunitaria.

En limpio, la cuarentena en el AMBA se va a extender si o si luego del próximo domingo. La cuestión es cómo. ¿Se podrá volver en el AMBA a una cuarentena más estricta? ¿Cómo se tomaría la población que recién después de casi tres meses pudo volver a realizar algunas mínimas actividades un confinamiento más estricto? ¿La solución es con más presencia de las fuerzas de seguridad? Son todas preguntas que van a encontrar algún tipo de respuesta antes del próximo fin de semana, cuando se defina cómo se continúa administrando la pandemia en Argentina.

.

También te puede interesar...