Alergias a los alimentos, un fenómeno en alza

alergia

Los lácteos son algunos de los alimentos que más comúnmente producen alergias.

Por Dr. Daniel Cassola

¿Cuáles son los alimentos que nos pueden provocar reacciones negativas? Principalmente la leche y los lácteos en general, algunos cereales, la soja, los frutos secos, el huevo y los pescados y mariscos. No es un tema menor ya que entre 220 y 250 millones de personas en todo el mundo padecen alergia a alguno de estos alimentos. Además, los especialistas consideran que es un fenómeno en ascenso.

El objetivo de la Organización Mundial de la Salud es resaltar la necesidad de una mayor conciencia y comprensión de la alergia a alimentos, así como abordar una serie de cuestiones de seguridad y de calidad de vida relacionados con el cuidado de los pacientes con sensibilidad a los alimentos. Lo que se busca es evitar los casos de shock anafiláctico. La reacción anafiláctica es un brote alérgico generalizado, incluso con pérdida del conocimiento, que puede ser muy grave, hasta mortal y que requiere un adecuado tratamiento con urgencia.

La prevención se puede hacer mediante un conjunto de medidas. Lo primero que hay combatir, como en todas las patologías que comentamos a diario, es la falta de conocimiento. No podemos prevenir lo que desconocemos. En segundo lugar sería importante contar con planes nacionales de acción que vehiculicen la prevención. Es fundamental contar con suficientes inyectores de adrenalina para quienes llegan al shock. Por último, sería esperable que haya leyes que regulen el etiquetado de los alimentos para poder alertar desde allí sobre las alergias.

Es conveniente aclarar que no todos los casos terminan en un shock anafiláctico, sino que, por sus posibles consecuencias mortales, es el síntoma más grave de las alergias a los alimentos. Pero también hay otros síntomas a los que debemos prestar atención. La alergia se puede manifestar:

–   De manera respiratoria, como asma o rinitis,

–   En la piel, como eccema, urticaria o dermatitis.

–   En el sistema digestivo mediante vómitos, diarrea o dificultad para deglutir.

–   Finalmente se puede manifestar por picazón y/o hinchazón de labios, boca, garganta, ojos, párpados, cara y lengua.

Uno de los problemas más comunes sobre estas afecciones es que los pacientes suelen confundir los síntomas con otras acciones, como puede ser el haber ingerido un medicamento, y no con los alimentos. De allí la importancia de las campañas de difusión.

Por último, y si bien las alergias pueden ser padecidas por cualquier persona, hay que tener especial atención con los niños porque ellos son los que más probabilidades tienen de sufrir las consecuencias más graves de la enfermedad.

Una vez más, el insumo clave para prevenir las alergias a los alimentos es la información.

.

También te puede interesar...