Beber poca agua genera mal humor, desgano y problemas de concentración

Por Redacción Curar con Opinión (26/01/16)

Desde la Asociación Argentina de Nutricionistas (AADYND) recuerdan que las nuevas Guías Alimentarias para la Población Argentina recomiendan beber 8 vasos de agua por día, y que el calor y la realización de actividad física incrementan ese requerimiento.

La ciencia ya había demostrado que quien bebe menos agua de la que necesita puede ver alteradas sus facultades cognitivas como memoria a corto plazo, concentración, capacidad de atención y estado de alerta. Ahora, un nuevo estudio, liderado por la investigadora Nathalie Pross y publicado en la revista especializada PLOS One, fue más allá y comprobó que la deshidratación leve repercute específicamente en el estado de ánimo: beber más agua mejora el humor, reduce la tensión, aumenta la calma y las ‘sensaciones positivas’ de felicidad.

17222

La deshidratación leve, ocasionada por una sudoración no compensada ingiriendo suficiente líquido, puede dispararse ante olas de calor o la realización de actividad física.

Tal como explicó Silvia Jereb, miembro de la Asociación Argentina de Nutricionistas (AADYND) y Coordinadora allí del Grupo de Estudio de Neurointensivismo, “siempre se ha hecho hincapié en el rol del agua a nivel celular, renal o digestivo, su participación para regular la temperatura corporal y eliminar toxinas, pero la gente en líneas generales ignora los beneficios que el agua aporta sobre las funciones cognitivas como concentración, memoria o estado de ánimo”.

.

También te puede interesar...