“El gobierno no piensa estatizar el sistema de salud”


Tanto el jefe de Gabinete Santiago Cafiero como el titular de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados Pablo Yedlin sostuvieron ayer que “no existe un plan de estatización del sistema de salud”. Continúa el reclamo judicial de las empresas de medicina prepaga para aumentar las cuotas.

Por Dr. Daniel Cassola

La salud ya atravesaba un momento crítico en el momento previo a la pandemia. El estallido que produjo el coronavirus solo alimentó una crisis preexistente. El problema es siempre el financiamiento, o sea quién y cómo se paga lo que vale la atención. La mayoría de los efectores de salud trabajan con costos variables, siempre al alza, e ingresos que tienden a estar fijos. O sea que no le ponen el precio a lo que dan, pero deben pagar lo que les requieren por los insumos necesarios para su trabajo.

En búsqueda de una solución todavía no hay un panorama claro de reforma pero sí muchos problemas sobre la mesa. “Vi que hablan de ‘estatización’ y nadie trabaja con ese objetivo”, aseguró ayer Cafiero, que luego amplió: “El gobierno busca un sistema que se apoye en la solidaridad y que siga avanzando con un financiamiento mucho más claro, que debe integrar no sólo a las obras sociales, sino a las prepagas y al sistema público”.

“Hay que redefinir cómo se financia el sistema de salud, es algo que se plantea por izquierda y por derecha. Se necesita ir a un sistema que sea más claro y no impacte tanto en los ingresos de las familias, y que produzca salud con un acceso equitativo para todos y todas”, continuó el jefe de Gabinete. Mientras tanto, ayer se profundizó el conflicto entre el gobierno y las empresas de medicina prepaga, que presentaron un amparo en la Justicia para poder aumentar sus cuotas en un 9,77 por ciento ante lo que definen como “importantes subas en los costos”. Además de los problemas puntuales del sector la Argentina sufre un proceso inflacionario severo. El índice de mayo dio ayer 3,3 por ciento, con un promedio interanual que bordea el 50 por ciento.

A su vez, el titular de la Comisión de Salud de Diputados, Pablo Yedlin (Frente de Todos), también refirió ayer que “nadie está intentando cerrar el sector privado”, sino que lo que se busca es “no gastar de más”. “Nadie ha querido desfinanciar a los privados, ni ponerlos de rodillas, ni ese es el objetivo”, añadió el legislador que fue ministro de Salud de Tucumán durante ocho años. En una conferencia realizada el martes el presidente de la Unión de Entidades de Salud, Claudio Belocopitt, había acusado al gobierno de querer estatizar el sistema.

“La estatización de un sistema puede producirse de hecho o de derecho. En este último caso, las autoridades elevan un proyecto al Congreso y se debate de cara a la sociedad, como se hizo con las AFJP. Pero si alguien decidiera tomar de hecho el sistema de salud privado, primero lo desfinanciaría, lo pondría de rodillas y sobre los escombros y la ruina de la salud de millones de argentinos, diría que sería necesario estatizar bajo el argumento de que el sistema no puede cumplir con sus obligaciones”, había expresado Belocopitt, titular de Swiss Medical Group.

En respuesta Yedlin agregó que “el sistema es mixto y seguirá siendo. Nadie sobra en el sistema, y el desafío es ver cómo hacerlo eficiente y sustentable”.  “Esta integración ya existe. Hay convenios públicos-privados y se puede mejorar, se puede integrar para que no pase como pasó en la pandemia, que muchas de estas integraciones fueron a las patadas”, añadió.

.

También te puede interesar...