En las últimas dos semanas los casos de covid-19 aumentaron un 30 % en todo el mundo

En Europa, en particular, las subvariantes BA.4 y BA.5 de ómicron son responsables de esta nueva ola de infecciones, dijo ayer la Organización Mundial de la Salud (OMS). En India se ha detectado una nueva subvariante, denominada BA.2.75. No obstante, todo indica que la tasa de muertes “se ha desvinculado” del número de casos.

Por Dr. Daniel Cassola

La pandemia sigue siendo un factor de preocupación mundial, aunque por factores que no están vinculados con la mortalidad. En particular, la OMS considera que, por ejemplo, la caída en las pruebas de diagnóstico es un problema considerable. En este sentido, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que “esto oculta la verdadera evolución del virus y la carga real de casos de en el mundo”.

Otro problema que se nota más es que no se están administrando los tratamientos que hay en el mercado lo suficientemente pronto como para prevenir casos graves y muertes. Ello se está notando sobre todo en los países pobres, “a donde los nuevos tratamientos, especialmente los nuevos antivirales orales, no están llegando”, sostuvo Tedros.

Al hecho de que cada infección tiene un impacto en el círculo familiar y laboral, y a mayor escala en la economía de los países, se suma el riesgo de sufrir un covid largo. Tedros pidió a la farmacéutica Pfizer que acepte colaborar con organismos de salud y con los países para su nuevo antiviral sea accesible pronto. La OMS cree que la nueva ola de covid que empieza a observarse tiene su origen en la percepción de la gente de que este virus se volverá endémico y en el relajamiento total de las medidas de prevención con la llegada del verano en el hemisferio norte.

“Pero no es tiempo de declarar el fin de la pandemia”, dijo el experto de la OMS, Abdi Maha, quien aseguró que el covid todavía puede causar mucho daño. Además, pidió que se proteja a los grupos de mayor riesgo con medidas fáciles, como el uso de mascarilla en espacios cerrados y en lugares donde hay mucha gente junta.

“No les decimos a nadie que hay que volver al encierro, a los confinamientos, hemos tenido dos años y medio difíciles, la gente quiere volver a la vida normal, pero les pedimos a los países que protejan a los más vulnerables”, dijo el director de Emergencias de la OMS, Mike Ryan.

.

También te puede interesar...