En vacaciones también podemos hacer un chequeo médico

chequeos-medicos-

Hay que fomentar el diagnóstico y la prevención.

Por Dr. Daniel Cassola

Argentina no escapa a algunas tendencias sanitarias generales que se están dando en gran parte del planeta. Por la modificación en los hábitos de vida y en las formas en las que se trabaja, hay, en una gran cantidad de países, un aumento del sedentarismo y la obesidad.

Un estilo de vida con poca o nula actividad física más una dieta rica en grasas ponen en riesgo nuestra salud cardiovascular. En este sentido los principales factores de riesgo son la hipertensión y la obesidad.

A veces repetimos mucho algunas palabras dando por sobreentendido su significado. Pero quizás no todo el mundo sabe qué es un factor de riesgo. Se trata de un concepto que puede aplicarse con diferentes usos, pero siempre con el mismo significado.

Y lo central está en la palabra riesgo. Podemos decir que el consumo de alcohol es un factor de riesgo al conducir. Esto no quiere decir que todos los que conducen bebidos chocan, sino que es más probable que lo hagan.

Lo mismo sucede en la salud. No todos los hipertensos y obesos se van a infartar o van a sufrir un ACV. Pero tanto los problemas de presión como el exceso de peso condicionan para que haya más posibilidades que estos eventos sucedan. O dicho de otra manera, si somos hipertensos y obesos es más probable que nuestro organismo falle, porque constantemente lo exponemos a un mayor desgaste.

Como todos los veranos las distintas dependencias estatales comenzaron a desplegar puestos de control sanitario en distintos paradores de verano.

Los resultados del año pasado arrojaron datos preocupantes. Sobre 5000 chequeos que se realizaron en la costa bonaerense, se relevó que el 54 por ciento presentaba sobrepeso u obesidad. Además un 20 por ciento de los turistas que se acercaron presentaron niveles de presión elevados.

Si no lo hicieron durante el año al menos es bueno realizarse un chequeo exprés durante las vacaciones. Hay que medirse, pesarse, controlar la glucemia y la presión. Es lo mínimo y elemental. Después, dependiendo en cada caso, se pueden realizar otros estudios.

Recordemos que lo peor que nos puede pasar no es estar enfermo, sino que es estar enfermo y no saberlo. Hoy hay tratamientos y medicamentos disponibles para controlar los distintos factores de riesgo cardiovascular.

Se trata de hacer prevención o, dado el caso, diagnóstico temprano. Son las formas más económicas y sencillas para evitar episodios mucho más graves.

.

También te puede interesar...