La gripe y el “terror mediático”

campaña-vacunas-contra-la-gripe-2014-2015-e1409919068551

Por Dr. Daniel Cassola

Es de lo más común que alguien diga “estoy engripado”, y nadie se alarme. Ahora si nuestro sujeto imaginario dijera “tengo gripe A” posiblemente serían varios los que entrarían en pánico. No necesariamente ese miedo es racional.

En el mundo se calcula que hay entre 250 y 500 mil muertes por gripe al año, de las cuales apenas una pequeña proporción son de la variante A H1N1. En Argentina se estima que hay unos 4 mil fallecimientos al año ocasionados por la gripe. En lo que va de 2016 hay poco más de 50 casos fatales de gripe A.

De hecho el Ministerio de Salud de la Nación, considera que la gripe A ya es estacional, por lo que está incluida su cepa (junto a la de la gripe B y otras) en las vacunas que se siguen administrando en todo el país.

Al respecto de las vacunas hay dos cuestiones que son ciertas. Primero que no hay vacunas para los más de 40 millones de argentinos y segundo que cada año se está vacunando más gente, lo cual es altamente positivo. En la Ciudad de Buenos Aires, según difundió el gobierno porteño este año la vacunación cubriría a un 25 por ciento más de población que el año pasado.

Por ello las autoridades sanitarias están recomendando que solo se vacunen los grupos de riesgo (enfermos crónicos, trabajadores de la salud, menores de 2 y mayores de 60 años). Y luego se insiste con las medidas de prevención que ya todos deberíamos conocer pero que no siempre aplicamos como ser el lavado frecuente de manos, la ventilación de los ambientes en los que estamos por más que haga frío y no fumar ni permitir que otros lo hagan en ambientes cerrados.

La desinformación y los mensajes confusos que a veces se emiten desde los medios masivos de comunicación traen efectos indeseados, como el colapso de las estructuras sanitarias.

Por ejemplo, la ministra de Salud del Chaco, Mariel Crespo, sostuvo a medios de su provincia que “los hospitales se encuentran colapsados por una epidemia de Gripe A mediática”.

“La Gripe A no es más la epidemia que tuvimos en el 2009 sino que es el mismo número de casos que tenemos todos los años de gripe en la zona. Por eso es que no estamos sacando datos porque tenemos muchos pacientes que tienen gripe y a no todos les hacemos la serología. Solamente a los pacientes que tienen factores de riesgo. Queremos señalar a la población que gripe siempre va a haber y con la vacuna no vamos a evitar que siga habiendo gripe. Por el contrario: estas vacunas lo que hacen es prevenir las complicaciones para aquellos pacientes de riesgo. No es que si yo me vacuno no me voy a engripar”, agregó la funcionaria.

Sobre los dichos de la ministras vale que aclarar que si uno se vacuna tiene muchas menos posibilidades de enfermarse, y de darse el caso de engriparse también es mucho más probable que el cuadro sea más leve que en alguien que no están vacunado.

Por ello nuestro consejo es no entrar pánico, adoptar las medidas de prevención que son sumamente sencillas y vacunarse si se está dentro de un grupo de riesgo.

.

También te puede interesar...