La pandemia cortó los avances de los índices de salud cardiovascular

Las enfermedades cardiovasculares causan aproximadamente una de cada tres muertes en Argentina. Se había planteado el objetivo de reducir la mortalidad un 25 por ciento para 2025. A partir de la irrupción del coronavirus se detuvieron las mejorías en los índices de salud cardiovascular.

Por Dr. Daniel Cassola

La Federación Mundial del Corazón (WHF) había lanzado un objetivo marketinero pero muy interesante para 2025. El plan se llama ‘Objetivo 25×25’ y buscaba reducir la mortalidad cardiovascular un 25 por ciento para 2025. “El recorrido en los primeros años fue auspicioso: el advenimiento de medicamentos efectivos para el control de factores de riesgo como la hipertensión, el colesterol y la diabetes, entre otros, además del desarrollo de equipamientos modernos para la detección y tratamiento tempranos de las patologías vasculares, así como el avance en procedimientos quirúrgicos no invasivos, como las angioplastias coronarias, comenzaron a evidenciar buenos resultados”, afirmó Diego Grinfeld, cardioangiólogo intervencionista, Presidente del Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas (CACI).

Antes de este objetivo ya se habían registrado avances muy importantes en materia de salud cardiovascular. Entre 1995 y 2010 las tasas de mortalidad cardiovascular registraron un descenso del 29,8 por ciento, según un estudio computarizado llamado Impact. La mejoría se extendió por la década siguiente pero la pandemia cambió el panorama. “El coronavirus, además de todo el daño que produce por su alta contagiosidad y los efectos vinculados a su infección, llegó para cortar la curva descendente de mortalidad cardiovascular: la gente por temor al virus suspendió sus controles médicos de rutina y postergó la realización de estudios”, informó Daniel Berrocal, ex presidente de la Sociedad Argentina de Cardiología.

“Inclusive, según cifras de nuestro país, aquellas personas con síntomas concretos de infarto agudo de miocardio esperan a que reviertan los síntomas para no salir de su casa y acuden a las guardias médicas en promedio 34 minutos más tarde que antes de la pandemia”, agregó Berrocal. A su vez, Alejandro Palacios, ex presidente del CACI, enumeró: “Se realizaron un 23 por ciento menos de angioplastias coronarias, un 38,3 por ciento menos de una moderna técnica de reemplazo de válvula aórtica por cateterismo y se evidenció casi una duplicación de las complicaciones coronarias (+1,8 veces) con un aumento en más del doble de la mortalidad cardiovascular esperada (+2,39 veces)”.

Además, asociada con la pandemia, la cuarentena tuvo efectos sobre la salud de la población. Hay un aumento del sobrepeso y la obesidad y del sedentarismo, relevado por un estudio que recabó, que a noviembre del año pasado, el 40 por ciento de los argentinos encuestados habían subido de peso, el 28 por ciento había disminuido el ejercicio físico y el 5 por ciento había comenzado o vuelto a fumar.

“Venimos trabajando desde hace muchos años para reducir la mortalidad cardiovascular y la pandemia nos ha hecho retroceder 5 escalones de los 3 o 4 que habíamos logrado avanzar: muchas personas postergaron sus visitas programadas al médico, se realizan menos estudios diagnósticos y menos procedimientos quirúrgicos y por cateterismo, paralelamente aumenta la obesidad y el sedentarismo y ante síntomas de un evento coronario se demora en solicitar asistencia, todo un cóctel explosivo que no podía terminar de otra manera que con un aumento de la mortalidad y de las secuelas por enfermedad cardiovascular, cortando de raíz los logros alcanzados para cumplir con el Objetivo 25×25”, subrayó Alejandro Cherro, ex presidente del CACI y director de la Carrera de Especialista en Hemodinamia, Angiografía General y Cardiología Intervencionista UBA-CACI.

Por último, los especialistas recomendaron “enfáticamente”, retomar las visitas y los controles médicos, que por otra parte son seguras en relación al coronavirus, y volver a practicar “todos aquellos cuidados necesarios para proteger la salud y mejorar nuestra calidad de vida”.

.

También te puede interesar...