Restricciones: habrá mayores controles para prevenir la circulación de la variante Delta y aperturas locales


Hoy a última hora vence el decreto que establece las normativas sobre circulación y actividades en la pandemia. Se espera que sea renovado sin mayores cambios. Se apunta a no dejar ingresar y circular la variante Delta. La Ciudad de Buenos Aires ya anunció aperturas y más clases presenciales.

Por Dr. Daniel Cassola

La cantidad de casos se atenuaron pero no tanto. Ya no hay registros que se acerquen a los 40 mil por día pero el promedio aún está en 18 mil nuevos diagnósticos por día. Se mejoró pero el nivel de contagios sigue siendo alto. Según estiman en el gobierno el efecto del impulso que cobró la campaña de vacunación se empezará a notar dentro de dos o tres semanas. Mientras tanto, las medidas vigentes se renovarán sin mayores cambios a nivel nacional. Luego cada jurisdicción puede administrar las restricciones según crea conveniente.

La única novedad que puede surgir hoy a última hora es un mayor control de los vuelos y los viajes al y desde el exterior. El objetivo es que no comience a circular la variante Delta, que ocasionó un pequeño rebrote en varios países europeos. Aquí se detectaron apenas un puñado de casos, pero basta con que uno pase inadvertido para que luego se pierda el rastro epidemiológico del contagio.

En la Ciudad de Buenos Aires ya anunciaron ayer nuevas aperturas. Las autoridades sanitarias porteñas consideran que la baja de casos es suficiente. El promedio de la Ciudad bajó de 2700 por día, en el peor momento de la segunda ola, a 1200 en la actualidad. Según informaron la tasa de contagiosidad marca un índice de 0,9, por lo que la tendencia se mantiene a la baja.

Las novedades en la ciudad capital del país es que los bares y restaurantes podrán atender dentro de los locales con un aforo máximo del 30 por ciento, los salones de fiestas y eventos podrán tramitar un permiso para funcionar con fines gastronómicos, también con capacidad máxima del 30 por ciento, los teatros van a poder ampliar su capacidad máxima al 50 por ciento con protocolos específicos, los deportes van a estar permitidos al aire libre y sin límite de personas (fútbol en cancha de 11 por ejemplo) y los gimnasios van a poder abrir los salones interiores con una capacidad máxima del 30 por ciento.

Además desde el 12 de julio se vuelve a habilitar el turismo de reuniones, como congresos, conferencias y exposiciones. Habrá un estricto protocolo, según lo anunciado, con todas las medidas de seguridad y una capacidad máxima de entre el 20 y el 30 por ciento según el tamaño del salón. Lo más significativo es que el gobierno porteño anunció la vuelta a las clases presenciales de todos los alumnos de secundaria a partir del 5 de julio. En la práctica tendrán dos semanas de clases y luego vendrán las vacaciones de invierno.

En la provincia de Buenos Aires se espera que también se permitan más actividades, en consideración de la situación de cada distrito. Por ejemplo, allí ya funcionan los comercios gastronómicos con aforo desde hace dos semanas. El momento más duro de la segunda ola, en cuanto a restricciones, parece haber quedado atrás.

.

También te puede interesar...